Hollywood acercará sus estrenos a la TV paga de Estados Unidos

Los estudios cinematográficos llegarían a un acuerdo para que sus películas puedan ser comercializadas por operadores de cable o satélite, como Time Warner Cable o DirecTV, de 30 a 60 días después de sus estrenos en las salas de cine, en un valor premium.

Comparte esta nota:

Los estudios de Hollywood se están acercando a un acuerdo para conseguir que haya películas nuevas disponibles para los operadores de televisión por cable o satélite, como Time Warner Cable o DirecTV, de 30 a 60 días después de sus estrenos en las salas de cine, por un precio premium.Bajo las condiciones negociadas hasta ahora, los clientes de cable o satélite que prefieran ver películas de estreno en sus casas tendrían que pagar alrededor de 24,99 dólares por una película 60 días después de su estreno, y hasta 50 dólares durante el periodo de 30 días. Esas condiciones no se han concretado aún, pero los estudios han mantenido conversaciones en los últimos meses con las operadoras de las televisiones de pago, incluyendo a DirecTV y Time Warner Cable.Las conversaciones sobre el denominado “Video Premium Bajo Demanda” han aparecido alguna que otra a lo largo de los años, pero han resurgido en los meses pasados mientras los estudios buscan maximizar los beneficios remodelando los estrenos de películas, adaptándose al cambio de comportamiento del cliente. Podría llegarse a un acuerdo durante el último trimestre, pero podría llevar más tiempo debido a la naturaleza compleja de las negociaciones entre los operadores y los estudios de Hollywood.Las conversaciones han sido difíciles porque los estudios no quieren violar las regulaciones antimonopolio trabajando juntos. “Vamos a ser agresivos a la hora de experimentar con nuevas posibilidades, incluyendo esa”, dijo el martes el consejero delegado de Walt Disney, Bob Iger, cuando se le preguntó en una teleconferencia sobre si Disney participaría en la posibilidad de vídeo bajo demanda. “Es demasiado pronto para hacer comentarios específicos o predicciones sobre ello, pero pienso que presenta una interesante oportunidad. Hay gente a quien creemos que les gustaría ver las películas más pronto que tarde y pagarían un precio premium por hacerlo”, agregó.Hollywood está tanteando el terreno de una gran cantidad de iniciativas diseñadas para explotar los hábitos cambiantes del espectador. El último ejemplo en el panorama de la distribución de películas fue el acuerdo que logró Netflix para emitir nuevas películas de tres estudios que poseen el canal de televisión de pago Epix unos 90 días después de su estreno en la televisión de pago premium, que por lo general suele llegar unos cuatro meses después de su estreno en cines.Sin embargo, la posibilidad de video premium bajo demanda que se está negociando entre Hollywood y los operadores de cable y satélite implica emitir una película mientras aún se proyecta en las salas de cine. Este cambio podría ser controvertido ya que alteraría el sistema tradicional, que es el sustento de los dueños de los cines.

Comparte esta nota:
SABBATICAL WEB
Etiquetas
EURODATA WEB