NHK WEB
SOMOS WEB

España es el país más caro de Europa para contratar TV paga e Internet

Según un informe de Kelisto.es, la cifra de abonados a la televisión paga se disparó un 22,49% en los últimos años, pero el costo en España sigue estando un 20% por encima de la media europea, con un precio promedio de 77,5 euros al mes.

Comparte esta nota:

Según un análisis de Kelisto.es, en la actualidad, los españoles pagan un 27,4% más por el servicio de TV paga e Internet que la media europea. El sitio informa que el número de abonados a la televisión paga entre el cierre de 2015 y el de 2018 creció en un 22,49%, pero los ingresos de los operadores por ofrecer este servicio crecieron un 35,93%, lo que demuestra que el costo de los packs se ha incrementado, debido en parte a una mayor oferta de canales y a una mejora de los servicios adicionales a la televisión, como la velocidad de fibra óptica o los datos móviles.

El encarecimiento de los paquetes con televisión de pago es especialmente acusado en España, donde los operadores establecen una cuota un 19,97%2 de media más cara que la que se pagaría en Reino Unido, Francia, Alemania o Italia. Si tenemos en cuenta el coste medio de un paquete que solo tenga Internet y TV de pago (la forma más sencilla de hacerse con este servicio sin necesidad de incluir móvil), el precio medio para un usuario español es de 77,5 euros al mes, mientras que la media europea se sitúa en 64,6 euros. Esto supone un sobrecoste anual de 154,8 euros a cambio de una oferta con las mismas condiciones.

Los precios superiores no se corresponden con las tarifas de las plataformas de streaming en España, que son similares a las que pagan los usuarios en los países vecinos. Por ejemplo, Netflix ofrece su tarifa estándar por 7,99 euros en Francia, Alemania, Italia y Reino Unido (donde el coste, eso sí, es de 7,99 libras). El caso cambia con Amazon Prime Video, que ofrece un servicio más barato que el que se paga en otros países: en Reino Unido el coste sube a 91 euros al año, en Alemania a 69 euros y en Francia a 49 euros, lo que contrasta con los 36 euros que se pagan en Italia y en España.

Comparte esta nota:
AZTECA WEB