NHK WEB
SOMOS WEB

Brasil pierde 1.3 millones de abonados a TV paga en el último año

En julio el servicio llegó a 16.538.988 de hogares, marcando una baja de 7,43% respecto a junio de este año. De continuar la tendencia, proyectan que para fin de año habrá 1,68 millones de suscripciones interrumpidas.

Comparte esta nota:

Según la Agência Nacional de Telecomunicações (Anatel), la TV paga brasileña registró en el mes de julio 16.538.988 de abonados. Este número representa una caída del 7.43%, ya que en junio de este año, el servicio llegaba a 17.866.415 hogares. Es la menor cantidad de contratos consolidados desde enero de 2013 a la fecha.

Según los datos suministrados por el ente regulador, en julio el principal proveedor de servicios de TV paga fue Claro (NET), con 8.160.838 abonados (49.34%); en segundo lugar viene Sky, con 4.968.445 suscriptores (30.04%); el tercer lugar es para Oi, con 1.572.433 contratos (9.5%); en tanto que Vivo ocupa el cuarto lugar con 1.434.641 signatarios (8.67%).

Con respecto a las empresas, Anatel sostuvo que la caída afectó a casi todos los actores de la industria. Claro cayó un 8.52% porque perdió 760,080 clientes; mientras que Sky perdió 235,695 suscriptores, lo que equivale a una caída del 4.53%. La excepción fue la Oi, operadora que experimentó un crecimiento del 0.41%, al registrar 6.383 clientes más que en el mes anterior.

A la hora de hacer un balance del estado de situación del mercado, es importante resaltar que solo entre abril y julio, el número de suscriptores que rompieron sus acuerdos con los operadores de TV paga en Brasil ya superó las cancelaciones realizadas durante el año pasado. En 2018, el mercado brasileño perdió 610.179 contratos; solo en los últimos cuatro meses, esa cifra ascendió a 698.666. Lo que más preocupa a las compañías involucradas en el mercado es el rápido ritmo de las transacciones canceladas. La caída mensual superó los 100.000 contratos en ocho de los últimos nueve balances: solo en enero, el índice estaba por debajo del promedio de 1.908 suscriptores.

Conclusión: si la caída se mantiene en los próximos meses, Brasil cerraría el año por debajo de 16 millones de clientes por primera vez en siete años.

Comparte esta nota:
AZTECA WEB