GLOBAL AGENCY WEB
MADD WEB

¿Telefónica puede revertir la fusión Cablevisión-Telecom?

El operador apeló a la Justicia argentina por considerar que la unión de las empresas “generará inequidades en el sector” y advirtió que está analizando llevar la cuestión al ámbito internacional.

Comparte esta nota:

La subsidiaria argentina del grupo español, Telefónica Argentina, anunció hace diez días a través de un comunicado que inició acciones legales en el fuero nacional contra la recientemente aprobada fusión entre los operadores Telecom y Cablevisión Fibertel. Telefónica acudió a la Justicia argentina porque considera que la unión de las compañías “generará inequidades en el sector“. A su vez, alertó que la empresa está analizando elevar el debate a instancias judiciales internacionales. El 25 de julio vence el plazo para que la Secretaría de Comercio tome una decisión sobre esta impugnación.

El informe asegura que este cambio en el mercado “pone en peligro las inversiones que requiere el sector” y apuntó que “tendrá consecuencias muy serias para el futuro de las telecomunicaciones en Argentina”. En el comunicado enviado a la prensa afirma que “las medidas contempladas en la resolución no van a limitar el impacto anticompetitivo de la fusión, ya que por largo tiempo la empresa fusionada será la única empresa que podrá ofrecer paquetes integrados en Argentina”.

La Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) de la Secretaría de Comercio del Gobierno argentino dio el visto bueno a la absorción de Cablevisión, perteneciente al Grupo Clarín, por parte de la telco Telecom, del grupo Fintech, a principios de julio. Con este acuerdo, el mayor de este tipo en la historia argentina, nace un nuevo gigante de la industria nacional con una valuación de mercado estimada por fuentes privadas en torno a los $11.000 millones de dólares. Si la Secretaría no consiente la denuncia de Telefónica, se espera que la empresa tome nuevas acciones legales.

LOS ARGUMENTOS DE TELEFÓNICA
Telefónica afirma que la resolución del gobierno “no impone medidas efectivas para que los competidores puedan acceder a las redes fijas de la empresa fusionada en el interior del país”. Puntualizó que en el mercado minorista la entidad fusionada ofrece anchos de banda mayores a 20 MB. “El producto mayorista que Telecom se comprometió a poner a disposición de sus competidores se proveerá sobre su red de cobre con anchos de banda máximos de 6 MB”, lee el documento.

La compañía también critica que la aprobación de la fusión “no establece ningún tipo de condiciones para evitar que Telecom pueda tener acceso preferente a contenidos relevantes para la competencia en el territorio argentino ni ha establecido reglas para su comercialización sin discriminación para todos los competidores”.

Por último, Telefónica resaltó que la decisión de la Secretaría de Comercio “no soluciona la clara ventaja competitiva que Telecom tiene en espectro para proveer servicios móviles sino que se limita a recomendar al Ente Nacional de Comunicaciones (ENACOM) que evite que la entidad fusionada use dicho espectro hasta que ejecute su devolución”. Precisamente, ENACOM había especificado que, tras la fusión, Telecom Argentina debía devolver 80 MHz de espectro.

La resolución de la Comisión Nacional de Defensa de la Competencia (CNDC) sólo obliga a la compañía fusionada, Telecom, a desprenderse de unos 143.364 clientes en 28 localidades de cinco provincias. En términos de empaquetamiento de servicios, se le prohíbe la venta conjunta por plazos entre seis y doce meses, dependiendo de la región. Sus competidores reclaman mejoras en las condiciones, ya que aún no están habilitados a dar servicios de TV paga por DTH.

LA MULTA EJEMPLIFICADORA
A principios de julio, mientras se aprobaba la adquisición de Cablevisión, Telefónica Argentina fue multada con una suma de $200 mil pesos por incumplir con la Ley de Defensa del Consumidor, una medida ejemplificadora que mandaría un mensaje a sus competidores.

El operador de telefonía, cable y banda ancha fue acusado de infringir el artículo 19, que se refiere a las condiciones del servicio comprometidas en su oferta al público. La Dirección de Comercio le había ordenado la publicación de tal sanción en un diario de amplia circulación, tal como establece el artículo 47 de la misma ley. Telefónica apeló pero la Cámara Civil de Apelaciones de Roca confirmó la sanción a fines de 2017.

La empresa afirmaba en su apelación que el acto administrativo tenía “vicios graves e insalvables que lo tornan nulo”. Alegó haber dado “íntegro cumplimiento a lo solicitado por el cliente, con el reintegro de los días de servicio reclamados y con la baja de los servicios contratados, tal como lo requería el usuario. Asimismo, sostuvo que la sanción no tuvo “suficiente motivación para que el acto administrativo sea válido”.

Comparte esta nota:
ATRESMEDIA WEB