NHK WEB
SOMOS WEB

TecnoTelevisión & Radio analizará los retos de la TV en Colombia

La tradicional feria se llevará a cabo del 23 al 25 de octubre en el Gran Salón de Corferias en donde se debatirá si el nuevo entorno digital representa una amenaza para los medios tradicionales.

Comparte esta nota:

Del 23 al 25 de octubre se realizará una nueva edición de la tradicional feria TecnoTelevisión & Radio en el Gran Salón de Corferias, Bogotá, Colombia, que contará con importante muestra comercial y un congreso académico del cual participarán importantes fabricantes y distribuidores mundiales de tecnología, así como a productores y directores de medios televisivos, radiales y cinematográficos.

Aunque la industria de la televisión colombiana, creativamente es considerada una de las más destacadas a nivel latinoamericano, en el ámbito de la producción pasa por un momento crucial en el que confluyen la hegemonía de los dos canales privados, que han bajado la calidad de su programación, la cual se quedó centrada en unos pocos dramatizados, realities y noticieros, y la nueva tendencia mundial del video por streaming, que definitivamente gana más usuarios cada día, y que en el país puede medirse, por ejemplo, con la penetración de Netflix, que en 2019 ya llegó al 15% de los hogares colombianos, representados en 2 millones de usuarios.

Según Verónica Marín, Project Manager de la feria TecnoTelevisión & Radio, esta dinámica de los privados, que hace unos años producían telenovelas, seriados, comedias, concursos, y realizaban transmisiones de eventos especiales y espectáculos en vivo, se ha reducido a hacer máximo seis grandes producciones al año. “Este fenómeno puso en marcha una gran maquinaria de productoras independientes, 100% nacionales, como CMO de Clara María Ochoa y Dramax de Jorge Alí Triana, pero también de otras muy grandes que funcionan con franquicias, asociaciones y capitales extranjeros como Teleset, que fue adquirida por Sony, Fox, la cual se fundió con Telecolombia y Dynamo que produce para Netflix, todas aprovechando el talento creativo y los ventajosos costos de producción del país”, asegura Marín.

Esta “buena salud” de la industria en el país contrasta con la crisis de grandes productores latinoamericanos como Argentina, Brasil y Venezuela, que por temas políticos y malos manejos han decrecido en los últimos años, perdiendo calidad y competitividad a nivel internacional.

En este sentido, Richard Santa, editor de las revistas especializadas TV y Video y AVI Latinoamérica, y coordinador académico del congreso TecnoTelevisión, comenta que “aparte de los obvios problemas de Venezuela y la aniquilación de su producción internacional, y de la crisis política brasileña que se refleja en la baja de la pauta comercial y por lo tanto en el recorte de los presupuestos para las grandes producciones, Argentina ha perdido impulso y originalidad gracias a la venta de Telefe, el principal canal de televisión abierta del país, que fue adquirido por Viacom en el 2016”.

PEQUEÑOS PRODUCTORES, GRANDES CONSUMIDORES

Según Verónica Marín, no hay que dejar de lado a la propagación de compañías especializadas en producción de comerciales o de aquellas que prestan servicios de post producción, alquiler de equipos y de estudios, todas estas activas y en crecimiento, gracias a la demanda de las nuevas plataformas digitales que centran, en gran porcentaje, sus contenidos en el video.

Este boom, apoyado en la especialización de muchas universidades e instituciones tecnológicas con facultades y programas cada vez más especializados en nuevos medios, comunicación audiovisual, cine y radio, ha abierto el panorama en los últimos años, y gracias a las nuevas tecnologías es posible que Colombia sea un campo muy fértil para la proliferación de jóvenes directores, productores y técnicos que hoy triunfan en ámbitos internacionales.

“Asimismo, la política nacional trazada para apoyar la economía naranja abre muchas posibilidades para productores de comerciales, jingles, locución, doblaje e incluso para la creación de empresas dedicadas a la industria de los videojuegos, que necesita de muchos insumos técnicos y mano de obra profesional, nacida de la televisión y de los medios audiovisuales”, agrega Richard Santa.

Dentro de los pequeños productores, que vienen convirtiéndose en grandes empresas, pueden contarse los canales y las productoras regionales, que obligados por la dinámica de la industria y de los televidentes 2.0, ya no pueden menos que producir contenidos en alta resolución, lo que obliga al recambio de sus viejos equipos análogos por tecnología de punta.

Comparte esta nota:
AZTECA WEB