GLOBAL AGENCY WEB
MADD WEB

Cómo se transformó el género clásico de América Latina

Ejecutivos de TV Azteca, Caracol, Turner, Globo, Viacom y Record describen las nuevas tendencias y el atractivo internacional de las telenovelas, comedias y las series costumbristas creadas y producidas en la región.

Comparte esta nota:

Telenovelas románticas y dramáticas, series locales costumbristas y de acción, producciones cómicas y superproducciones son géneros que siempre han definido la televisión de América Latina. Estos géneros han sido tendencia durante décadas a lo largo de la región y han superado barreras geográficas hasta llegar a todo el planeta.

Pero la industria evolucionó y el continente fue cambiando sus estilos principales de producción, siendo influenciada por contenidos e ideas de otros países. La telenovela tradicional es un claro ejemplo de este cambio, ya que evolucionó rápidamente en los últimos años, fusionándose con otros géneros. “La velocidad de este cambio tiene que ver la alta competitividad entre las casas productoras y los canales, que buscan ratings cada vez más altos, junto al crecimiento de nuevas plataformas de distribución. Hace un tiempo que vengo escuchando que las telenovelas dejarán de existir, pero no creo que esto suceda”, explicó Joshua Mintz, Asesor de la Dirección General de TV Azteca. “Este género es parte de la cultura de América Latina y ahora es parte de la cotidianeidad de Europa y Asia. Lo que evolucionarán son los modelos de negocios en relación a nuevas plataformas digitales que hoy demandan estos contenidos”, agregó.

Por su parte, Mercedes Reincke, VP de Desarrollo de Contenidos de Viacom International Media Networks Cono Sur, indicó que en el mercado de la telenovela “Black is the new Pink”. “Esto significa que el género necesita algo similar a un thriller, o una trama policial que, de alguna manera, sostenga las clásicas historias de amor que el público quiere ver. El público pide que el género clásico genere alguna adicción, que necesite ver el capítulo siguiente y eso lo genera el misterio. Pero no es en todo el mundo igual, en otros mercados, como África, aún se sigue consumiendo la telenovela clásica”.

En este sentido Ángel Zambrano, SVP Content de Turner Latin America agregó que el cambio de los géneros clásicos coexiste con las producciones tradicionales. “Lo romántico sobrevive con una mezcla de comedias y contenidos locales. Cada clase de contenido tiene su propia audiencia”, dijo.

Como indica Dago García, Vicepresidente de Producción de Caracol, un factor clave es al aumentar la inversión argumentativa en cada episodio, el ritmo narrativo se aceleró y el diseño de los personajes es mucho más multidimensional. “Hoy las historias han dejado de ser tan predecibles, los valores de producción han crecido y la duración de los programas depende del apoyo que tengan del público”, apuntó García.

Las telenovelas son un reflejo de la sociedad. El éxito que hemos tenido este último semestre es evidencia de la calidad y la diversidad de nuestros contenidos, al igual que nuestra innovación y el diálogo con el público”, describió Silvio de Abreu, Director de Drama Diario en Globo acerca de la evolución del género.

Por su parte, Delmar Andrade, Director de Ventas Internacionales de Record TV, indicó que la compañía viene trabajando en producciones de historias bíblicas y argumentó que esta es una tendencia importante en Brasil y en otros países de América Central. “Otro caso diferente es el de ‘Apocalipsis’, que será una telenovela inspirada en la Biblia, pero que también mezclará acontecimientos actuales”, anunció.

IMPORTACIÓN Y EXPORTACIÓN

Un fenómeno clave para el cambio de tendencia de producción en América Latina es que la audiencia del continente se ha acostumbrado a consumir producciones originales de diferentes países de Europa o Asia. Esta relación bidireccional entre la región y el resto del mundo provocó un cambio radical en las preferencias de consumo de los espectadores. “El clímax de las producciones clásicas llegó hace seis años, con su éxito fuera de su país de origen. Ahora el desafío es hacer que estos contenidos sean atractivos para las nuevas generaciones, tratando de bajar la edad media del público, apelando también a los hombres como el nuevo consumidor de telenovelas. La telenovela tradicional todavía es decisiva en términos de ratings”, destacó Ángel Zambrano.

Para Mercedes Reincke, para que las producciones locales crucen fronteras tienen que reflejar lo que el mundo ya conoce de esa cultura. “Por algo los turcos han instalado su contenido: parten desde algo que todos creemos que es lo más importante en Turquía. En Argentina, el homónimo sería el tango, la carne o los paisajes maravillosos de la Patagonia”, destacó. “Lo interesante es tener la oportunidad de experimentar una cultura distinta, nuevos actores y una manera diferencia de vivir la vida. Los players europeos se están dando cuenta que la telenovela latinoamericana es un estilo que vale para producir todo tipo de contenidos. La región es un semillero para la propiedad intelectual de Europa y Asia”, agregó Joshua Mintz.

Desde la visión de un mega productor como Globo, Silvio de Abreu destacó que las producciones clásicas de América Latina son la gran pasión de los ciudadanos de la región. “Esto se ve en la cantidad de historias exportadas todos los años. Aparte de entretener, las telenovelas ahora generan debates sociales sobre temas que están en el interés público. El público se conecta con la historia, ya sea que tenga diez, cincuenta o cien episodios. Lo que cambian son las temáticas, hoy la realización profesional o la rivalidad entre hombres y mujeres ya no son tan populares”. En esta línea, Dago García remarcó que la novela clásica siempre fue un género híbrido. “Ahora el contexto de las historias se modernizó para incluir los mundos del narcotráfico, la música o la medicina”.

Más allá de la telenovela, hay otros géneros con historia a lo largo de América Latina. Uno de ellos es la comedia, que también ha buscado su expansión internacional. “Es un contenido muy local y las posibilidades para que migre a otros continentes es limitada. La versión argentina de ‘Casados con Hijos’ o la adaptación latinoamericana de ‘The Nanny’ están muy asociadas a un territorio muy específico y dudo que esto cambie”, describió Ángel Zambrano. “La comedia tiene una dosis de misterio, que le permite tener potencial internacional. Nos ha pasado con ‘Educando a Nina’, que si bien tiene muchos recursos locales como el acento cordobés y la cumbia, le ha ido muy bien a nivel internacional”, destacó Reincke.

NUEVAS PLATAFORMAS

Otro aspecto que cambió la producción de géneros clásicos en América Latina fue la llegada de las plataformas de distribución digitales a la región. “Las OTT y la TV abierta requieren contenidos distintos. Nos estamos adaptando para servir ambos mercados, pero si un show no comunica emociones y los personajes no causan empatía en el espectador, el programa no funcionará”, describió Mintz.

Una característica de la nueva forma de producir en América Latina es que los capítulos son menos y también cada vez más cortos, lo que aporta potencial para la venta internacional. “Factores como la extensión, cantidad de capítulos, ritmo o la profundidad con la que se trabaja un género son claves para decidir el mejor formato de emisión de un show. Es importante evaluar todas las plataformas disponibles antes de empezar cada proyecto. Todo debe ser orgánico dentro del relato y el espectador lo debe consumir de esa manera, sin la fisura entre un cuento y el otro”, dijo Reincke.

Siempre y cuando sea una combinación de una buena historia, buenos personajes, actores talentosos y una producción high-end, las telenovelas tendrán un potencial multiplataforma. Cuando empezamos a planear una producción tomamos en cuenta las plataformas de distribución a nuestro alcance. Nuestras telenovelas son distribuidas a través de muchas ventanas después de convertirse en un hit en la señal de Globo”, explicó Silvio de Abreu. Por su parte, Zambrano especificó que las plataformas digitales no son ideales para las novelas románticas. “Las producciones multiplataforma están dirigidas a una audiencia más joven y audaz, y tienen que romper los paradigmas sociales establecidos. Allí es donde los canales de TV paga y TV abierta pueden compartir contenidos”, enfatizó.

CASOS LOCALES

Aunque América Latina siempre se vea como una sola región, es sabido que cada país tiene sus particularidades, ya sea por su contexto macroeconómico, gustos de las audiencias o desarrollo digital. Por esta razón, cada compañía busca encontrar el mejor modelo de negocio a la hora de desarrollar sus contenidos originales. “Uno de nuestros objetivos es expandir nuestra marca en el mercado internacional. Para esto desarrollando varias coproducciones y shows por encargo. Cada uno de estos modelos de negocio tiene su propia manera de operar y diseñar el contenido”, comentó Dago García.

Hay mucho talento en otros países que puede ser adaptado al mercado mexicano e internacional. Necesitamos también desarrollar nuestros propios talentos y producir series que sean 100% propiedad intelectual de Azteca. Nuestra estrategia es una combinación entre distintas formas de crear contenidos y adquirir propiedades intelectuales”, dijo Joshua Mintz. Por su parte, Mercedes Reincke habló sobre las producciones “Amar Despues de Amar” y “Educando a Nina” para ejemplificar las características de contenidos originales que puedan viajar alrededor del mundo. “Con ‘ADDA’ filmamos en la ciudad de Mar del Plata y explotamos ese lugar fantástico, que tiene pequeños guiños al mundo”, dijo la ejecutiva. “El formato de trabajo que seguimos en Record TV para el desarrollo de proyectos originales involucra a autores, directores y todo el elenco de nuestras producciones. El objetivo es seguir la concepción y dirección de nuestra área artística”, agregó Delmar Andrade.

En conclusión, los géneros clásicos de América Latina, como la telenovela romántica o el drama costumbrista, están estrechamente vinculados a la cultura de la región y, por esta razón también son su producto de exportación por excelencia. La fusión con otro tipo de contenidos y estilos se presenta como un resultado de la transnacionalización de la industria pero, también como un recurso diferencial en producciones para nuevas plataformas de distribución no tan masivas, en comparación con la TV abierta. El denominador común del análisis de los ejecutivos es la limitación territorial de la comedia como contenido enlatado, y su potencial panregional como formato. El desafío principal será apelar a las audiencias más jóvenes.

Por Lucila Rivadeneira Cuvry

Comparte esta nota:
TONDERO WEB