VIACOM WEB

TCM le rinde homenaje a Cyd Charisse

El ícono femenino del musical hollywoodense, quien falleciera el pasado 17 de junio, tendrá su merecida despedida en la pantalla de TCM. El canal cambia su programación para rendirle homenaje a uno de las máximas referentes del género musical, desaparecida recientemente a los 86 años.

Comparte esta nota:

TCM rinde homenaje a esta genial actriz y eximia bailarina con un especial en el que, a través de seis inolvidables títulos de su filmografía, se podrá apreciar su gran talento y versatilidad, atributo que le permitió desempeñarse en diversos géneros más allá del musical. La cita será hoy a partir de las 14:00 hs. (ARG). Nacida como Tula Ellice Finklea el 8 de marzo de 1922 en Amarillo, Texas, Charisse fue víctima temprana de la polio, por lo que a los seis años su familia la inscribió en clases de danza con el objetivo de ayudar en su recuperación física. Cyd continuó y profundizó sus estudios de ballet hasta que a los 16 años, ya convertida en una promisoria bailarina, fue aceptada en el Ballet Russe, partiendo de gira por Europa con la compañía. Al tiempo, contraería matrimonio con su antiguo instructor Nico Charisse.A su regreso a los Estados Unidos integró el staff de bailarines de varios filmes de la MGM, como Mission to Moscow (1943), Thousands Cheer (1943) y This Love of Mine (1944). En 1946 su talento salió a la luz al participar en dos destacados musicales, The Harvey Girls (protagonizado por Judy Garland) y Ziegfield Follies, donde compartió una secuencia de baile nada menos que con Fred Astaire.Avizorando un futuro de estrella, la MGM le ofreció un jugoso contrato de siete años que Charisse aceptó encantada aunque, dada su llamativa belleza, de cabello y ojos oscuros, padeció en un principio cierto encasillamiento en una variedad de roles étnicos.Su carrera tomaría un nuevo impulso al coincidir con Gene Kelly en la inolvidable secuencia musical “Broadway Melody” de la película Singin’ in the Rain (1952). A partir de allí, su ascenso profesional sería imposible de detener, deslumbrando al público en las principales películas del género junto a las dos figuras masculinas más emblemáticas: Fred Astaire -The Band Wagon (1953) y Silk Stockings (1957)- y Gene Kelly -Brigadoon (1954) y It’s Always Fair Weather (1955). Hacia final de los años ‘50 el género musical dejaba de ser moda en Hollywood, pero eso no hizo mella en Charisse, quien aceptando el nuevo desafío probó su solidez actoral en papeles de corte dramático en filmes como Party Girl (1958) y Two Weeks In Another Town (1962), donde demostró tener “madera” para las emociones intensas. Y el mundo nuevamente se rendía a sus pies…Cyd realizaría ocasionales participaciones en series de televisión, pero esencialmente mantuvo un bajo perfil durante los últimos años, reservándose para un puñado de apariciones públicas en eventos que celebraban su contribución a la industria cinematográfica estadounidense, donde será por siempre recordada por la sensualidad y gracia de su técnica, además de su particular belleza.

Comparte esta nota:
señal 141
SABBATICAL WEB
Etiquetas
EURODATA WEB