VIACOM WEB

“Somos una major de América Latina”

Raphael Correa Netto, Director of International Sales para Globo TV International, evalúa los resultados obtenidos en los 40 años de la compañía y las nuevas oportunidades de negocios en la región.

Comparte esta nota:
Raphael Correa Netto, Director of International Sales para Globo TV International

En el año de su aniversario número 40, Globo diversificó su portafolio con contenidos variados que van más allá de las clásicas telenovelas. Con un promedio de audiencia de 42 puntos para “Avenida Brasil” y múltiples ventas internacionales, el canal continúa afianzando su marca con una estrategia sólida. En diálogo con Señal Internacional, Raphael Correa Netto, Director of International Sales para Globo TV International, evalúa los resultados obtenidos en las cuatro décadas de la compañía y las nuevas oportunidades de negocios en la región.

¿A dónde crees que han llegado como compañía en estos 40 años?

“Yo creo que hemos llegado a ser una compañía que trasciende las fronteras de Brasil y hemos llegado a hablar al corazón de las personas. Somos brasileños, hablamos en portugués -que es una lengua que, sobre todo en América Latina, es muy de Brasil-, pero la lengua del corazón y la lengua de las ideas creativas son universales. Creo que lo que logramos hacer en estos 40 años fue llegar a este momento. Realmente pienso que el trabajar en Globo es representar a un grupo de talentos de creación, de producción y de negocios, y, además, es representar la imagen de Globo fuera de Brasil. Y creo que lo hemos logrado: hemos contribuido con el papel que nos cabe, y hoy Globo trasciende fronteras, ya sea por su marca, por sus productos o por su gente”.

¿Piensas que hoy se llegó a un nivel de calidad y cantidad de producción que los acercan a lo que sería una major de América Latina?

“No tengo dudas: somos una major de Latinoamérica, no sólo en volumen y en los súper valores de producción de Globo, sino sobre todo por la capacidad de crear e innovar que tenemos, que representan mucho el espíritu brasileño. El vivir en la adversidad crea una respuesta natural de la gente a ser creativa y a buscar soluciones, y, en este sentido, creo que hemos logrado formalizar esto en la propuesta de televisión que queremos hacer”.

¿Cuál es la importancia de la relación que han logrado con los clientes?

“Es muy importante en cuanto al poder crear y producir, porque, si hacemos una comparación, nuestros clientes representan a sus televidentes en cada país, y ese es el equivalente a nuestros televidentes en Brasil. Es decir, Globo no tendría el éxito que tiene en Brasil si no fuera por la transparente y saludable relación que tiene con sus telespectadores en Brasil, y esto es un valor intangible increíble. Siempre es lo mismo: construimos algo juntos o no lograremos el éxito, y, para mí, no hay un producto de calidad sin socios de calidad y no hay socios de calidad sin producto. Tienen valores equivalentes”.

¿Cómo nació la oportunidad de diversificar la oferta en el mercado?

“Yo creo que nació como una oportunidad de presentarnos como realmente somos: una empresa multi-contenidos. Somos conocidos como productores de novelas, pero Globo no es un canal de tres horas de programación. Globo tiene éxitos 24 horas al día, 7 días a la semana. Entonces, la diversificación del catálogo representa lo que verdaderamente nos dedicamos a hacer en Brasil, que es la mejor oferta de contenidos posible a la audiencia más grande posible. Esto es lo que representamos, este fue el espíritu y seguimos en el mismo camino. Yo creo que, en cuanto a posicionamiento, ya está establecido y reconocido”.

¿Cómo explicas el éxito de “Avenida Brasil”?

“´Avenida Brasil´ es algo sin palabras. Después de muchos años, se creó en Brasil un fenómeno alrededor de un show en donde el país paró, y paró de verdad. El país paró en las calles pero se agitó mucho en las redes sociales. Por primera vez se ve, de una forma muy intensa, que en el nuevo siglo la televisión y otros medios se comunican, se unen y se fortalecen. Esta historia trasciende identidades, géneros y clases sociales, y eso es fantástico”.

Comparte esta nota: