NHK WEB

Polémica por la ocupación de un canal de televisión independiente en la Argentina

Gendarmes ocuparon las instalaciones y ordenaron apagar los transmisores del Canal 4 de Posadas, de la provincia argentina de Misiones. El canal es uno de los más vistos en esa provincia y el más crítico de la gestión del gobernador oficialista Maurice Closs.

Comparte esta nota:

Una masiva marcha para protestar por la decisión judicial de cerrar el Canal 4 de televisión de Posadas y mensajes de solidaridad de dirigentes políticos, gremiales y sociales de nivel nacional marcaron el primer día de la clausura de la emisora de mayor audiencia, considerada pluralista en la difusión de información en relación con el canal oficial. La plaza 9 de Julio, frente a la Casa de Gobierno, fue el centro de la protesta de los trabajadores y de los seguidores de Canal 4, que anteayer fue cerrado por orden judicial, por una causa en la que se disputan la titularidad de la compañía Trincheras de San José (dueña de la emisora) dos empresarios, Carlos Valenzuela (25% del paquete accionario), de buenos vínculos con el kirchnerismo local, y Juan Langton (75% de las acciones), allegado al Peronismo Federal.En la citada plaza, se instaló un equipo de transmisión desde el cual los periodistas del canal emiten sus programas habituales por medio del sitio digital www.misionescuatro.com y que retransmiten muchos canales de cable de localidades del interior misionero. Apoderados del canal presentaron ante la Cámara Federal de esta provincia varios recursos para recuperar la señal.Los empleados de Canal 4 recibieron mensajes de solidaridad de diputados nacionales como la presidenta de la Comisión de Libertad de Expresión, Silviana Giudice (UCR-Capital Federak), de Margarita Stolbizer (GEN-Buenos Aires), del Peronismo Federal, del socialismo, de la Coalición Cívica, de numerosas organizaciones sociales y gremiales, del nuevo secretario general de la CTA, Pablo Micheli, y de dirigentes de la filial Misiones de ATE. Para Pablo Micheli, la disposición del juez federal, Ramón Chávez, es “una aberración y un atropello”. El dirigente de la CTA advirtió: “El gobierno autoritario pretende imponer un criterio único; no acepta los disensos, silencia las opiniones libres, e intenta que la Argentina viva en permanente tensión como si rigiera el Estado de sitio”. Al solidarizarse con la situación de Canal 4, Micheli recordó el conflicto interno de la CTA: “Con nosotros no han podido; les ganamos con el respaldo del voto popular. Hoy nos solidarizamos plenamente con los trabajadores de prensa de Misiones. Nuestras filiales se mantienen en alerta, junto con las de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) y centenares de entidades sociales y obreras que no dependemos de las migajas que reparte el oficialismo”.El empresario Valenzuela brindó una confusa conferencia de prensa, en la que trató de explicar que la emisora seguirá funcionando. Se comprometió, además, a mantener todos los puestos de trabajo. Durante la rueda de prensa, una periodista leyó ante los demás colegas un documento suscripto en una escribanía de esta ciudad en julio de 2005, en el cual Valenzuela renunciaba a los derechos que le correspondían como accionista de la firma. Como única respuesta, Valenzuela guardó silencio. El gobernador de Misiones, Maurice Closs, aliado del kirchnerismo nacional, se limitó a calificar el episodio de “problema societario”. La definición la brindó en la red social Twitter, ante la consulta de seguidores de esa emisora.

Comparte esta nota:
CONVERGENCIA WEB REVISTA 11
Etiquetas
EURODATA WEB