VIACOM WEB

Miguel Braivlovsky: “Estrenamos el trabajo más completo sobre el Papa”

El VP Senior y Gerente General de History, analiza el estreno de “El Papa del Fin del Mundo” dentro de la estrategia del canal y la importancia de registrar el acontecimiento “como un hecho histórico en progreso”.

Comparte esta nota:

De cara al primer viaje del Papa Francisco a Brasil, este domingo 21 History presenta “El Papa del Fin del Mundo”, un relato sobre la vida del primer pontífice latinoamericano, Jorge Mario Bergoglio. El documental saldrá al aire a las 21.00 hs para México y Colombia, a las 23.00 hs para Argentina, 21.30 hs en Venezuela y 22.00 hs en Chile. El documental aborda la historia de Francisco I desde sus comienzos hasta su asunción, y dejará al descubierto el pensamiento de un hombre austero que promete salir al encuentro de los menos favorecidos. En el marco de una Iglesia que enfrenta una creciente pérdida de fieles, el jesuita rechaza el dormitorio papal, los autos oficiales y los choferes, y prefiere recorrer el mundo sobre sus viejos zapatos.

Entre los testimonios consultados en el documental se destacan Federico Lombardi, sacerdote jesuita italiano y vocero del Papa; Antonio Sparado, sacerdote jesuita y filósofo; Gianni Valente, biógrafo de Benedicto XVI; el analista y periodista Marco Politti; el periodista Peter Stanford; la periodista y escritora Francesca Ambrogetti, una de las autoras del libro “El Jesuita” basado en diálogos sostenidos con el entonces Cardenal Bergoglio; el Padre Pepe Di Paola, compañero de Bergoglio cuando fue Obispo de Buenos Aires; Alicia Oliveira, amiga del Papa; y Sergio Rubín, biógrafo de Jorge Bergoglio. Miguel Braivlovsky, Vicepresidente Senior y Gerente General de History, dialogó con Señal Internacional acerca del lugar de la nueva producción original en la estrategia de programación del canal en la región y en el resto del mundo, y de la importancia de registrar el acontecimiento “como un hecho histórico en progreso”.

¿Qué tiene de diferente este proyecto?

“Se han visto miles de horas de televisión sobre la elección del Papa, y sobre su efecto en América Latina. Nosotros quisimos aplicar esta sensación de momento histórico que se estaba viviendo con la elección de Bergoglio como nuevo Papa pero trasladado al lenguaje documental, con el que nos sentimos más cómodos y con el que creemos que podemos acceder a un nivel un poco más profundo de análisis. No es lo mismo lo que se puede hablar en un noticiero que lo que se puede contar en un programa con estas características, con lo cual preferimos tomarnos un par de meses más que muchos canales, que priorizaron salir con algo lo antes posible. Yo considero que este es el trabajo más completo sobre el perfil del actual Papa, e incluye toda la narración del momento crítico de la renuncia de Benedicto XVI y del proceso de elección del nuevo Papa. En retrospectiva, si bien no es una biografía, sí creo que retrata muy bien quién es Jorge Bergoglio y de dónde viene”.

Durante el proceso, ¿cómo fue cambiando el concepto para contar la historia?

“Lo más importante fue identificar a las personas que realmente tenían algo para decir: creo que hemos dado con las fuentes más apropiadas para contar la historia de primera mano. Obviamente, el viaje de producción al Vaticano también cambió un poco las perspectivas, porque el hecho de poder hablar directamente con los voceros del Vaticano y palpar de primera mano las reacciones de la gente, hizo que algunas ideas originales se ajustaran un poco. Pero lo que no cambió desde el principio fue esta idea de no hacer un documental rápido y superficial sino intentar -aún en un tiempo acotado para hacer coincidir el estreno con la primera visita del Papa a América Latina- mantener ciertos estándares de calidad y de storytelling que, en general, se aplican a documentales con tiempos de producción mucho más amplios. Se corrió bastante, pero el producto final que está llegando a la pantalla para mí es óptimo”.

¿Cómo influye lo regional a la hora de pensar el producto final?

“El programa no solamente va a estrenarse simultáneamente en todo América Latina, sino que ya hay acuerdos con muchos History de otras regiones. La elección de un nuevo Papa es un tema realmente global, y las características que hacen tan especial y tan histórica esta elección en particular son relevantes en Argentina y en América Latina, pero también en todo el mundo. Desde Argentina tenemos una posición privilegiada para acceder tanto al perfil de Begoglio como a sus personas más cercanas, aquellos que lo conocen y el archivo de la actividad de gran parte de su vida. Estamos en el lugar ideal y en el momento justo para generar un contenido de esta naturaleza. Pero más allá de esa facilidad de tener una base local en Argentina y en América Latina, el programa final es totalmente global, y puede ser entendido y percibido con la misma relevancia en todo el mundo”.

¿Cómo enriquecen a History este tipo de contenidos?

“Yo creo que History posicionó muy fuertemente el concepto de que la historia no es necesariamente el pasado: la historia son esos procesos que cambian determinado estado de cosas. Así como nos sucedió el 11 de septiembre de 2001 -donde todos sabíamos que estábamos viviendo un momento que dentro de muchísimos años iba a ser considerado un hecho histórico importantísimo-, aquí sucede lo mismo. Creo que, más allá de la inmediatez y de que obviamente hay un tratamiento noticioso del tema con un lenguaje que tiene que ver con la temática del día a día, sin duda que lo que está sucediendo tiene una perspectiva histórica. El hecho de que, como canal de historia, seamos capaces de identificar el momento y de contarlo no como una noticia sino como un hecho histórico en progreso, ayuda muchísimo a seguir manteniendo la percepción de History como la autoridad de temas históricos en televisión, sean del pasado o del presente que igualmente están haciendo historia ahora”.

¿Piensas que la forma de cambiar la concepción de la historia se demuestra en los números?

“Yo creo que los números de audiencia que estamos experimentando como crecimientos extraordinarios tienen que ver con varias cosas: por un lado, tienen que ver con esa apuesta permanente a la relevancia, a temas que apelan al interés de muchísima gente en la región. Pero también tienen que ver con un equilibrio -que nosotros intentamos cuidar muchísimo- entre la información y el entretenimiento. History no por ser un canal que provee hechos culturales o históricos tiene que cerrarle la puerta a la audiencia masiva de televisión. Creemos que la marca tiene la responsabilidad de mantener un nivel de contenidos sin dejar de ser entretenida. Al revés, el hecho de hacer esos contenidos entretenidos, accesibles y cada vez más abiertos a una audiencia masiva hace que la misión de la marca se cumpla más todavía, porque es llevar contenidos que en otra época eran consumidos por una audiencia mínima a un número de espectadores terriblemente mayor. Con lo cual, a nivel de marca y de audiencia, creemos que el crecimiento tiene que ver con esta interpretación de entretenimiento con contenido, y de mantener ese equilibrio todo el tiempo”.  

 

 

Comparte esta nota: