VIACOM WEB

Liberty Global busca oportunidades de compra en América Latina

La compañía anunció la creación de una sociedad independiente que contenga las divisiones que posee en Chile y Puerto Rico. Asimismo, se anunció que VTR emitirá un bono por US$ 1.400 millones.

Comparte esta nota:

John Malone quiere hacer crecer su imperio en los medios. El magnate ahora puso su foco en América Latina y busca replicar la fórmula de expansión que siguió en Europa, es decir, adquirir operaciones de cable y banda ancha para potenciar el negocio de TV everywhere (similar al de Netflix). Según el matutino El Financiero, Liberty Global, firma con la que controla el 80% de VTR, anunció la creación de una sociedad independiente que contenga las divisiones que posee en Chile y Puerto Rico, además de la emisión –por parte de la chilena- de un bono por US$ 1.400 millones.

Todo lo anterior tiene la finalidad de entregar una estructura de capital independiente con la cual pueda hacer crecer sus operaciones a través de eventuales adquisiciones en la región y además, no descartan que esta fórmula sea la vía para hacerse eventualmente del 20% que tiene Alvaro Saieh en VTR, según cuentan inversionistas que siguen de cerca el proceso. Con todo el directorio de la estadounidense ya aprobó un mandato para buscar oportunidades en la zona. De hecho, actualmente afina la adquisición de una operación en República Dominicana, la que se suma a la reciente compra de Onelink (operadora de cable) en Puerto Rico. Y es que Cetroamérica parece ser, al menos por ahora, la prioridad.

Aunque la compañía no ha emitido mayores detalles de sus planes, Mike Fries, presidente y CEO de Liberty Global el pasado viernes durante la conferencia “Internet, Media & Telecommunications 2014” organizada por el Citi en Las Vegas, señaló que tanto “VTR como Puerto Rico son buenos y fuertes negocios para nosotros. Crecen más que nuestra operación en Europa y tienen mejor perfil ahora de crecimiento en términos de métricas”, destacó el ejecutivo durante su intervención.

Hasta ahora, tanto VTR, como el negocio de Centro América estaban bajo el alero de UPC, filial europea de Liberty y el primer paso para lograr esta mayor independencia es  la emisión del bono de US$ 1.400 millones (el mayor  monto que haya colocado una empresa de telecomunicaciones local desde la crisis de 2008) por parte de la operadora chilena. Esta operación es clave, puesto que los montos recaudados se destinarán a financiar las obligaciones crediticias resultantes de la separación de VTR de UPC.

Hasta el momento el foco de Liberty estaba en Europa, continente donde el imperio de Malone dio su mayor golpe hace exactamente un año, cuando anunció nada menos que la compra de la británica Virgin Media, el segundo mayor proveedor de televisión de pago de Reino Unido, por US$23.300 millones incluyendo deudas. La adquisición crearía nada menos que la segunda mayor compañía en el negocio de comunicación de banda ancha en el mundo con 25 millones de clientes en 14 países. Asimismo, situó a Liberty en una mejor posición competitiva frente al holding de Murdoch en momentos en que los grupos de cable comenzaron a afirmar su autoridad sobre las empresas tradicionales de telecomunicaciones con la oferta de banda ancha rápida y televisión de pago.

Malone, cuyo grupo cuenta con 19,6 millones de clientes, se enfrentó a Murdoch hace una década cuando News Corp. de Murdoch y Liberty Media se disputaban el control de DirecTV Group, la mayor emisora de televisión satelital de Estados Unidos.

El nuevo modelo de negocios que VTR quiere implementar es TV everywhere, que es boom en Europa y que en la operadora están trabajando hace algún tiempo. “Junto con fortalecer nuestra oferta de contenidos lineales y de video on demand, estas plataformas se verán próximamente enriquecidas con nuevas experiencias, que tienen que ver con la movilidad de los usuarios y el uso de múltiples dispositivos (…) hoy estamos viendo cómo llevamos los contenidos que ya tenemos y algunos mejores y más específicos, a donde quiera que nuestros clientes vayan, teniendo acceso al contenido desde cualquier dispositivo y disfrutando de una interfaz más amigable con múltiples beneficios” señalaron en la compañía hace algunos meses.

En tanto, su competencia en el país ha hecho lo suyo.  Movistar Play es la apuesta de Telefónica, donde se puede acceder a una multiplataforma que ofrece más de 2.000 títulos, entre series y películas, bajo el sistema pay-per-view o pagando una cuota mensual. Claro Chile, es otra de las operadoras que lanzó el negocio de video streaming con más de 3.000 títulos disponibles.

 

Comparte esta nota: