VIACOM WEB

Las nuevas plataformas cuestionan la TV paga de USA

Según un estudio de PricewaterhouseCoopers, una inmensa mayoría no está contenta con lo que le ofrecen las compañías tradicionales de cable. Solo el 14% dice estar satisfecha por pagar 50 dólares al mes o más por una gran cantidad de canales.

Comparte esta nota:

La velocidad actual de los tiempos se está llevando por delante estructuras de negocio que han sido sólidas durante muchas décadas. La televisión por cable es uno de ellos, un modelo con cada vez más fisuras ante el acoso creciente de opciones como Netflix y Hulu, plataformas de contenido a la carta en pleno auge en Estados Unidos.

Es una realidad que ha quedado patente en una encuesta de PricewaterhouseCoopers. La conclusión es que una inmensa mayoría no está contenta con lo que le ofrecen las compañías tradicionales de cable. Solo el 14 por ciento dice estar plenamente satisfecha por pagar 50 dólares al mes o más por una gran cantidad de canales que casi nunca consume de una forma suficiente como para justificar el gasto. El resto creen que sería mejor evolucionar hacia los servicios a la carta o pagar solo por los canales de televisión que realmente consumen o les interesa tener disponibles.

Curioso resulta el hecho, sin embargo, de que no muchos estarían dispuestos a rascarse el bolsillo demasiado por esa opción. Solo el 16 por ciento pagaría 99 centavos por canal al mes frente al 24 por ciento que llegaría hasta los 1,99 dólares. En cuanto al número de canales que elegirían si existiera esa opción, un 65 por ciento optaría por 10 o más, con temas como deportes, estilo de vida y noticias como opciones preferentes.

De acuerdo a los responsables del estudio, es una tendencia de la que deberían tomar buena nota los responsables de las compañías de cable, puesto que bien podría ser el futuro de la televisión. La muestra más clara la tienen en el imparable crecimiento de Netflix en Estados Unidos y en otros países en los que opera. En la actualidad, la compañía con sede en Los Gatos, California, controla el 63 por ciento de la llamada televisión digital, frente al 35 por ciento de Hulu, el 28 por ciento de Amazon Prime y el 25 por ciento de iTunes. En esa guerra por controlar la nueva forma de consumir televisión de los estadounidenses también están pujando fuerte los canales tradicionales a través de internet como ABC, CBS y NBC.

Es una mapa al que las compañías de cable podrían incorporarse si optan por esa flexibilidad que les reclaman sus clientes desde hace ya un tiempo. Desde la llegada de internet, ya nada ha vuelto a ser lo mismo en el mundo de la televisión.

Comparte esta nota: