La TV paga americana perdió 179.000 suscriptores en el tercer trimestre

Si bien el Wall Street Journal sentenció que el “cord cutting de está acelerando”, el analista MoffettNathanson minimizó la situación y señaló que el fenómeno todavía se da “a cuentagotas”, con sólo un 0.1% de pérdida de suscriptores de TV paga año a año.

Comparte esta nota:

Según datos del analista MoffettNathanson, los operadores de TV paga de Estados Unidos perdieron un total de 179 mil suscriptores de video en el tercer trimestre, más del doble que en el mismo período de 2013 (83 mil); sólo dos de las empresas de TV paga que cotizan en bolsa reportaron un crecimiento de suscriptores de video en el tercer trimestre. Frente a estas cifras, el Wall Street Journal sentenció que el “cord cutting de está acelerando, mientras más consumidores abandonan sus conexiones de TV por cable y satélite”.

Una de las compañías afectadas, Cablevisión, perdió 56 mil clientes en el tercer trimestre. Su CEO, James Dolan, declaró que la compañía se está centrando en iniciativas relacionadas con la banda ancha. “En última instancia, el cord-cutting y el paso al over-the-top es algo que va a ocurrir, y nos estamos preparando para eso”, expresó. Antes de que servicios over-the-top por venir de la talla de Dish, HBO, Sony y CBS entren en funcionamiento, MoffettNathanson señaló que el fenómeno del cord-cutting todavía se da “a cuentagotas”, con sólo un 0.1% de pérdida de suscriptores de TV paga año a año, y un crecimiento de los ingresos interanuales de 3.8%.

Sin embargo, la industria de los satélites “parece haber chocado contra un muro”: el crecimiento de suscriptores para DirecTV y Dish Network fue el más lento de la historia en apenas 0,1%, mientras que el mercado de telecomunicaciones creció un 11.2% (frente al 18,2% hace dos años). A pesar del panorama general, la industria del cable disminuyó sus pérdidas en un 2.4%.

MoffettNathanson concluyó que para los proveedores de TV paga se produjo un alejamiento del crecimiento a favor de la rentabilidad: “Esperamos que el ritmo de la experimentación OTT se acelere, lo cual inevitablemente acelerará también el cord-cutting. Pero esto sigue siendo a cuentagotas. Los temores más terribles de una disrupción sísmica aún parecen muy poco probables”.

Comparte esta nota: