La Champions League, motivo de conflicto para los operadores de España

Los principales operadores de TV paga de España no están dispuestos a pagar los excesivos costos que representan los derechos de transmisión de la competición europea y buscan negociar una baja con Mediapro, el actual propietario de la licencia.

Comparte esta nota:

Los principales operadores de TV paga de España no están dispuestos a pagar los excesivos costos que representan los derechos de transmisión de la UEFA Champions League y hasta intentarán negociar las próximas renovaciones de contratos con Mediapro, el actual propietario de la licencia, según informa el medio local elEconomista.

“Telefónica, Orange y Vodafone han aprendido la lección de los últimos años y, en adelante, procurarán no incurrir en los mismos errores”, dijeron fuentes citadas por elEconomista. Y, haciendo referencia específicamente a los costos por los derechos audiovisuales, aseguran: “Para rentabilizar el fútbol deberíamos cobrar a los abonados más de €50 al mes por este concepto, algo que resulta absolutamente inviable”.

Hace unos meses, Mediapro se adjudicó los derechos de la Champions League, el torneo de fútbol más prestigioso de Europa a nivel clubes, a cambio de €1.100 millones por tres temporadas a partir de 2018 (la 2018/2019, 2019/2020 y 2020/2021). Desde entonces, la compañía catalana está buscando ofrecer la competición a la mayor cantidad de plataformas posibles para intentar rentabilizar su inversión, aunque los altos costos que pide podrían jugarle en contra.

A modo de ejemplo, Movistar pagó €750 millones para brindar el mejor partido de cada jornada de Liga (el Partidazo) durante tres temporadas, cifra a la que se añaden otros €2.400 millones de euros pagados a BeinSports por el resto de los partidos de Liga y de la Champions League. Esos €3.150 millones de costo de todo el fútbol suponen para Telefónica una inversión anual de €1.050 millones al año, según explica el diario. Solo para equilibrar los gastos e ingresos por el fútbol, Telefónica necesitaría que todos sus abonados de TV paga (3,7 millones) se suscribieran al fútbol y pagaran cada mes €23,6, incluidos los meses de julio y agosto, en los que no existe competición.

Por su parte, Vodafone España abonó €318 millones en su último ejercicio fiscal por los derechos de emisión televisivos del fútbol, el motor y las series. Ese importe representa una inversión mensual de €26,5 millones, por lo que cada uno de sus abonados de TV paga (1,28 millones) debería pagar €20 por estos contenidos solo para emparejar las cuentas.

Las cifras de Vodafone podrían extrapolarse con las de Orange, aunque este último tiene casi la mitad de clientes (600 mil) que su competidor. El pasado 26 de octubre, el consejero delegado de Orange España, Laurent Paillassot, calificó de “locura” los precios del fútbol, el mismo término que había utilizado tiempo atrás cuando le pidieron opinión acerca de los €1.100 millones que pagó Mediapro por los derechos televisivos de la Champions League.

Comparte esta nota: