VIACOM WEB

“Hicimos un producto híper entretenido”

Nat Geo estrenó ayer su producción original “Domador de Caballos”. Elías Sanz, productor del programa, habló en exclusiva con Señal Internacional y explicó cómo surgió el proyecto y la dificultad de grabar un contenido con animales.

Comparte esta nota:

Ayer a las 22.00 hs. (ARG) Nat Geo estrenó su serie original “Domador de Caballos”. Esta producción muestra en cuatro episodios de una hora al argentino y particular personaje Martín Ochoteco; un ermitaño amante de los animales que utiliza un estilo de adiestramiento de caballos con una característica especial, la doma pacífica. Martín comparte su pasión y deslumbra con los logros que realiza con criaturas salvajes. para explicar cómo surgió esta producción, Elías Sanz, productor del programa desde la productora asociada Rudamacho, habló en exclusiva con Señal Internacional.

¿Cómo surgió la idea de hacer una producción de este tipo?
“Martin y yo somos oriundos de la ciudad Ameghino, un pueblito al noroeste de la provincia de Buenos Aires. Tuve una vida rural donde en mi infancia iba a caballo a la escuela. Al venir a la ciudad, y como mi profesión no tiene que ver con la vida en el campo, esa parte me había quedado pendiente. Un día me encontré con Martin y me contó su profesión que me pareció alucinante. Agarre una cámara y me fui a verlo. Estuve unos días conviviendo con el, viendo lo que hacía, viviendo con los caballos, empapándome un poco y haciendo una investigación. Con las imágenes que capte, hicimos arme un tráiler, y le propusimos la idea a National Geographic que a penas lo vio, le gustó. Hicimos un producto híper entretenido y creo que es el primer programa que se hace de caballos, lo cual es entendible, ya que la producción televisiva es muy complicada porque el riesgo es grande y lo impredecible esta latente”.

¿Cual es el diferencial del programa?
“Creo que si uno comprende la filosofía del domador de caballo, y su nivel de pensamiento, tiene una llave para poder relacionarse y pararse distinto en la vida”.

¿Cómo fueron los tiempos desde que se arranco a filmar el primer piloto, tiempos de edición y grabación?
“El primer capitulo se hizo en México. Comúnmente un capitulo de una hora no lleva más de tres, cuatro días de grabación. Este nos llevó 15. Además, la postproducción también nos llevó mucho más tiempo de lo esperado, fue muy extenso. Pero siempre pudimos superar el inconveniente, porque tenemos un domador muy apto y flexible que se adapta, y una producción preparada para la guerra. Eso, sumado al amor por los animales me parece que es clave. El segundo capítulo lo grabamos en Argentina, el tercero en Colombia y el cuarto en México de vuelta. Además, hay una parte importante que es la que se encarga de todos los insumos del caballo: la soga del domador, el alimento, donde duerme, como come; y eso te obliga a tener una pata más. Creo que esta bueno que se use la tele apunte a que la violencia no conduce a ningún lado, y creo que necesitamos en estos tiempos mensajes de este tipo”.

¿Qué significa para la productora estar asociado a Natgeo?
“Un montón, es nuestro primer paso importante en contenido y estar en una pantalla como la de National Geographic nos pone en un lugar en el cual no estábamos. Para nosotros fue una apuesta muy importante y te digo, me motiva a seguir haciendo contenidos con caballos. Porque pude volver a esa conexión que tenía antes. Y ese deseo es lo que te lleva siempre como motivación, y me parece alucinante encontrarme con alguien bastante particular como Martin, que vivía absolutamente desconectado porque quería domar bien”.

Comparte esta nota: