ECCHO RIGHTS WEB

Fernando Medin: “La TV paga está muy arraigada en la sociedad brasileña”

En medio de la crisis socioeconómica y el récord de audiencia alcanzado en Brasil, el Vicepresidente Ejecutivo y Director General de Discovery Networks analiza el panorama de la TV paga del país en los próximos meses.

Comparte esta nota:
FERNANDO MEDIN
Fernando Medin, Vicepresidente Ejecutivo y Director General de Discovery Networks para Brasil y Cono Sur.

A pesar de la crisis económica que redujo la base de suscriptores brasileños al cable durante 2015, el primer trimestre de este año trajo buenas noticias para el sector: la TV paga local registró la audiencia más alta de su historia, superando la marca de 2.200.000 telespectadores conectados por minuto. En diálogo con Señal Internacional Fernando Medin, Vicepresidente Ejecutivo y Director General de Discovery Networks para Brasil y Cono Sur, analizó el panorama esperado para los próximos meses.

Luego de la crisis y el reciente récord histórico alcanzado este año, ¿cómo seguirá avanzando el sector de la TV paga en Brasil?

“En general la industria es optimista. Si bien hubo aproximadamente 12 meses de retracción del mercado de suscriptores, eso se debe principalmente a la situación económica y política de Brasil. Más que cualquier otro motivo, como las nuevas plataformas digitales, lo que ha ocurrido aquí es que la TV paga creció mucho, principalmente del 2010 al 2014, con la entrada de la clase C que ahora, con la situación económica, se ha visto obligada a cortar sus suscripciones. La retracción ha sido pequeña, pero aún así el origen de la falta de crecimiento. El deseo de consumo de la TV paga está muy arraigado en la sociedad brasileña, y por eso todo el mundo está muy tranquilo: cuando la situación económica difícil pase, el crecimiento de suscripción a la TV paga va a volver”.

¿Qué factores determinan la importancia de la TV paga en el país?

“Ese es otro elemento del que se ha hablado poco: la importancia de la TV paga no sólo se mide por el crecimiento de los suscriptores sino que, también y en medida muy importante, se mide por el crecimiento de su audiencia. Este año, la TV paga ha tenido su mayor audiencia desde que empezó. Independientemente de que haya perdido algunos suscriptores, aquellos que sí se suscriben a la TV paga consumen cada día más, lo cual es un excelente indicador de la relevancia de los contenidos que estamos colocando y la importancia que tiene esa plataforma para el consumidor brasileño”.

¿Cómo es la situación para los programadores internacionales? ¿En qué desarrollos vale la pena invertir?

“Una de las cosas que ha crecido muchísimo es el consumo del género infantil, y Discovery Kids es el canal número uno de la TV paga brasileña. Y otro elemento muy relevante es el hecho de que Discovery Channel está en el top 10 de la televisión de Brasil. Eso no sólo habla de la importancia del género de vida real sino también del punto de vista publicitario, ya que es el único canal que ofrece una propuesta diferente. La otra tendencia que vemos es un aumento enorme del consumo de lifestyle, y nosotros tenemos dos canales muy importantes: Home & Health, el de mayor audiencia de este género en Brasil; y TLC, que también es un proveedor muy fuerte. Además, la competición culinaria y los programas que se tratan de servicios, de prestar una información o inspirar, vienen creciendo porque existe una relación directa con el crecimiento de la clase C. Y esa tendencia seguirá aumentando conforme esa clase socioeconómica continúe entrando en la TV paga”.

¿Brasil tiene más potencial de crecimiento que el resto de América Latina?

“Correcto. Es un fenómeno muy simple: el primer dato que indica eso es la penetración que tiene Brasil, que es inferior al 30%, por debajo de cualquier otro mercado de América Latina. El segundo elemento es que ese 30% del mayor mercado de América Latina ya es un número grande; si ese número pudiese llegar al 50% o 60%, estaríamos hablando de un porcentaje de crecimiento potencial enorme. Es por eso que todos los ojos están en Brasil”.

Por Wanda Marzullo

Comparte esta nota: