NHK WEB

El IFT mexicano condicionó la fusión entre AT&T y Time Warner

La concentración sólo podrá realizarse si las partes aceptan las condiciones establecidas por el Instituto que contrarrestan el riesgo de que AT&T se coordine con Grupo Televisa con fines o efectos anticompetitivos en la provisión de canales para la TV de Paga.

Comparte esta nota:

El Pleno del Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) autorizó, en sesión ordinaria el pasado 15 de agosto de 2017, la concentración por la que Grupo AT&T (AT&T) adquiere la totalidad de las acciones de Time Warner (TW), sin embargo, dicha concentración se encuentra sujeta al cumplimiento de condiciones.

En cumplimiento a una resolución del Segundo Tribunal Especializado que resolvió un conflicto competencial entre las autoridades de competencia, el IFT resolvió los efectos de la operación en México en los sectores de telecomunicaciones y radiodifusión, mientras que los efectos en otros mercados fueron analizados por la Comisión Federal de Competencia Económica.

AT&T, entre otros, presta en México servicios de telecomunicaciones móviles e, indirectamente, es accionista en Sky México, quien provee el servicio de TV de Paga. El otro accionista en Sky México es Grupo Televisa. Por su parte, TW provee y licencia canales y programas a través de las divisiones Turner, HBO y Warner. A través de HBO participa en HBO Latin America Group (HBO LAG), sociedad que opera de forma independiente a TW. HBO LAG provee y licencia canales de TW y de terceros en México y América Latina a proveedores de TV de Paga.

El Pleno del IFT determinó que la concentración: Permitiría a AT&T, entre otros efectos, mejorar su posición para desarrollar y proporcionar servicios de video a través de múltiples plataformas, incluyendo sobre las redes móviles de AT&T, lo que podría aumentar la demanda de banda ancha móvil, generar innovaciones y, en suma, mejorar el uso de sus redes. En los mercados de telecomunicaciones móviles no se identificaron riesgos al proceso de competencia económica y libre concurrencia porque –entre otros elementos—AT&T enfrenta a otros competidores incluyendo a Telcel.

Podría generar riesgos de efectos contrarios a la competencia económica y libre concurrencia, debido a que la participación de AT&T en Sky México y su asociación con Grupo Televisa, crearía incentivos a AT&T/TW para: (i) de manera unilateral, impedir el acceso a la provisión y licenciamiento de canales y paquetes de canales de TV de Paga a terceros, diferentes a Sky México y Grupo Televisa, y establecer barreras a la entrada y desplazar a esos terceros en el mercado relacionado de provisión de la TV de Paga, y (ii) coordinarse o intercambiar información con Grupo Televisa en la provisión de canales para TV de Paga.

En los términos previstos en la Ley Federal de Competencia Económica y en el Estatuto Orgánico del IFT, durante el procedimiento las Partes solicitaron reuniones informativas a la Unidad de Competencia Económica. Posteriormente, AT&T y TW presentaron en forma voluntaria, en términos del penúltimo párrafo del artículo 90 de la LFCE, una propuesta de condiciones para evitar los riesgos de efectos unilaterales y coordinados identificados en la concentración.

Al respecto, el Pleno del IFT estableció condiciones que, en suma, consisten en: Separación de Sky México respecto de la provisión de canales para proveedores de STAR por parte de TW y AT&T a nivel de Consejeros y Personal Relevante. También exige la separación de HBO LAG de las operaciones de TW en la provisión de canales para TV de Paga. Las obligaciones de atender todas las solicitudes de acceso a canales que TW reciba de los proveedores de la TV de Paga y a negociar en condiciones competitivas.

La concentración sólo podrá realizarse si las partes aceptan todas las condiciones establecidas por el Pleno del IFT. El cumplimiento de las condiciones se sujeta a la verificación del IFT y el Pleno sancionará los incumplimientos, incluso con la orden de desconcentrar lo autorizado.

Comparte esta nota: