NHK WEB

“El formato unscripted no va a desaparecer nunca”

Mayra Bracer, Sales Consultant de A+E Networks analiza la importancia de los formatos en la región, las últimas tendencias y los beneficios económicos de la producción de realities.

Comparte esta nota:
Mayra Bracer, Sales Consultant de A+E Networks

Con formatos de la talla de “Duck Dynasty” y “Pawn Stars”, A+E Networks refuerza su parrilla con realities, la tendencia que se consolida en la compañía como una apuesta rendidora en números, tanto de audiencia como de costos de producción. Mayra Bracer, Sales Consultant de la compañía, dialogó con Señal Internacional acerca de la importancia de los formatos en la región, las últimas tendencias y los beneficios de la producción de realities.

¿Cómo fue la evolución de los formatos desde Natpe hasta hoy?

“Mi meta este año es sacar por lo menos un formato. Me encanta la idea porque es como romper el hielo: si haces uno y la gente ve que funciona, es mucho más fácil. Se han hecho versiones locales de los formatos en Europa y en Australia, pero el formato latino tiene otro gusto, otro tipo de ser, y un toque particular. Pero, definitivamente, hemos avanzado en el tema y hemos tenido conversaciones muy interesantes. Ya abrimos la idea, porque es algo un poco arriesgado”.

¿Ves más abierta a la región para tomar estos niveles de riesgo y probar?

“Sí y no. En cierta forma, el formato que tiene que ver con competencias y game shows es más fácil porque la gente siempre los ve. Cuando hablamos de formatos tiene que ver con realities, que son formatos de personas ordinarias con vidas extraordinarias. Es otra cosa, porque en Latinoamérica nos gusta mucho ver la fantasía en televisión, reírnos un rato y mirar en la ventana ajena, lo que está pasando en la vida o en la casa de una persona ajena. Aunque siempre hay un interés por ver qué es lo que está pasando en la casa del vecino, otra cosa es verlo en televisión, porque se siente un poco agresivo.  Creo que lo que funciona mejor es el reality, que es más entretenido y chistoso, que sí es una persona ordinaria pero que el trabajo que tiene, la vida que tiene, es comiquísima. Ese tipo de material es más fácil de encarar para el televidente. Incluso Bio Latinoamérica hizo una producción original que se llama ‘Un día en la vida´, que es un día en la vida de, por ejemplo, Gloria Trevi.  Cuando lo hacemos con personas regulares estamos haciendo lo mismo: estás pasando la vida de ellos, que tiene que ser muy entretenida para todos y divertirte como parte del proceso”.

¿Ves lo formatos como una necesidad importante dentro de la grilla de programación actual?

“El formato ha existido desde que empezó la televisión. La gente está buscando cómo entretener al público fuera del género del drama, la mini serie, y las cosas que son scripted. Pero el unscripted nunca va a desaparecer. Yo creo que A&E ha tenido mucho éxito acá con los realities, y eso va a seguir por la mera razón de que es bastante fácil de producir. No es fácil que tengas un éxito, encontrar un caso y que funcione. La experiencia que tiene el productor es súper importante, porque tomarle un video a una persona regular no es lo mismo que producir un show con una persona regular y hacerlo entretenido. Pero con todo y eso, es mucho más barato que producir un drama: por la misma plata que te gastas en desarrollar una miniserie, puedes desarrollar cinco realities; tienes el mismo riesgo, pero aquí tienes cinco chances. Yo creo que, mirando hacia el futuro, las parrillas van a tener esa combinación del scripted, los dramas y las miniseries, pero, a la vez, se le va a seguir añadiendo una franja de unscripted, donde ahí van a vivir siempre los talk shows, los formatos de competencia y los símil competition. Cuando funcionan, funcionan al nivel de una miniserie o de una película sin el costo. Vendes igual, y en History y A&E, los realities muchas veces dan más rating que los dramas. ‘Duck Dynasty´ está recibiendo 8 millones semanales en cable en Estados Unidos, cuando el promedio de un show bueno es un millón.  A los personajes del reality jamás les vas a pagar lo que le pagas a un actor, a un director, o a un guionista, o sea que es mucho más barato de producir y los resultados son iguales o mejores. La televisión es un negocio, una balanza económica. Jamás va a desaparecer el drama porque es súper importante, pero yo creo que vamos a ver más y más realities, porque podemos desarrollar 20 cosas y pegan 3 y nos hemos gastado menos de lo que gastamos en 2 películas, y quién dice que éstas vayan a funcionar. En Estados Unidos estamos viviendo una etapa gloriosa en drama, han venido series increíbles y el nivel standard se va superando. Pasa lo mismo con los realities: no se van a acabar nunca y siempre va a haber un slot para ese tipo de programación. A veces más, a veces menos, pero siempre hay interés”.                  

Comparte esta nota: