VIACOM WEB

Disminuye la tendencia Cord-Cutting en el mercado de Estados Unidos

Cada vez más consumidores aseguran que comprarán una suscripción de televisión paga el año entrante: la cifra es de un 84%, mucho más alta que el 70% de 2015, pero menor al 91% de 2014.

Comparte esta nota:
tv-paga

El número de consumidores que esperan pagar por televisión aumentó considerablemente en 2016, lo que indica que el ritmo de cord-cutting y cord-trimming podría estar disminuyendo, según el último estudio de PricewaterhouseCoopers (PwC).

En su investigación “Videoquake 4.0: Binge, Stream, Repeat – How Video is Changing Forever”, PwC entrevistó a más de 1.200 consumidores y descubrió que cada vez más aseguran que comprarán una suscripción de TV paga el año entrante: la cifra es de un 84%, mucho más alta que el 70% de 2015, pero menor al 91% de 2014.

Los costos ocultos de cortar el cable podrían ser el factor determinante: cerca del 51% de los “cord-trimmers” (aquellos que redujeron sus paquetes de TV a otros más pequeños para abaratar costos) dicen que hoy en día pagan más por la televisión que lo que lo hacían el año pasado.

En general, el 42% de todos los consumidores estadounidenses aseguran estar pagando más por contenido de video que en 2015. Al mismo tiempo, el número de encuestados que dicen estar suscriptos a un servicio de televisión de pago se mantiene relativamente estable: 76% frente a 79% en 2015.

Por los resultados de su análisis, PwC cree que los servicios de streaming continuarán creciendo como adiciones, no reemplazos, a paquetes de televisión paga. La creciente popularidad de una nueva generación de video de alta calidad, junto con la televisión en vivo, está reduciendo la sensibilidad a los precios y, según PwC, “hacer más contenido disponible en más formatos podría crear un clima donde la televisión de pago es uno de los muchos servicios de video”.

En lo que se refiere a visualización móvil, tanto contenido disponible hizo que más de dos tercios de los encuestados admitieran sentirse algo “cansados” del contenido. La posibilidad de verlos en una pantalla más grande sería el factor que haría que optaran por ver más.

Además, el informe sugiere que ofrecer opciones a la carta (algo que ningún proveedor de televisión hace actualmente) generaría interés entre los cord-cutters y cord-nevers: el 48% de los cord-cutters y el 41% de los cord-nevers se suscribiría a un paquete de TV paga si pudieran elegir sus propios canales.

Comparte esta nota: