Cómo es la dinámica de precios de Televisión de Paga en América Latina

La consultora The Competitive Intelligence Unit publicó un análisis que confirma el registro de contrataciones del servicio en hogares superiores al 50% en la mayoría de los principales mercados de la región.

Comparte esta nota:
Índice de Precios de TV de Paga. (Base: Enero 2015 = 100)

El segmento de Televisión Restringida, también conocido como Televisión de Paga o por suscripción se ha caracterizado por un importante dinamismo en diversos países de América Latina, tal que se registran coeficientes de contratación en hogares superiores al 50% en la mayoría de los principales mercados de la región. De esta forma, tomando en cuenta las amplias brechas en términos de ingresos que organismos internacionales han documentado en la mayor parte de la región, se identifica una marcada preferencia por parte de la población latinoamericana sobre el consumo de contenidos audiovisuales mediante el servicio de Televisión por Suscripción.

Como la consultora The Competitive Intelligence Unit documentó anteriormente en el análisis “Comunicaciones: Ancla de la inflación en Latinoamérica”, los servicios de comunicaciones, en general, se han caracterizado en los últimos años por registrar una dinámica de precios que contrasta con aquella generalizada de precios al consumidor de las economías en su conjunto, puesto que mientras esta última en muchas ocasiones sigue una ruta al alza, la primera tiene una tendencia descendente o estable.

Sin embargo, el panorama general o promedio no necesariamente refleja la situación particular de cada uno de los segmentos al interior del componente denominado “Comunicaciones” dentro de los Índices de Precios al Consumidor en países de la región latinoamericana. Tal es el caso de la Televisión de Paga, segmento que, pese a ser considerado parte de la industria de Telecomunicaciones, es sujeto de estructuras de costos distintas a las del resto del sector y, por consiguiente, de dinámicas de precios diferenciadas.

En este sentido, al analizar el comportamiento de los precios del servicio reportado por los órganos estadísticos nacionales en seis países representativos de la región, se registran trayectorias ascendentes. Es así como al calcular la variación en precios acumulada entre el primer trimestre de 2015 y el tercer trimestre de 2017, Uruguay registra el mayor incremento (27.4%), seguido por Colombia (23.0%), mientras que Brasil (13.9%) se ubica cerca del promedio del conjunto de países (14.3%), por debajo del cual se posicionan México (8.7%), Costa Rica (7.7%) y Chile (4.1%).

Lo anterior responde a que, debido a la elevada preferencia entre el público latinoamericano por contenidos internacionales, los operadores tienen que enfrentar el costo de difundir estos que en su mayoría son tasados en dólares americanos. Como consecuencia, las fluctuaciones en el tipo de cambio que experimenten las monedas de cada uno de estos países determinan de forma preeminente los precios que enfrentará el consumidor final.

Como se puede observar en la siguiente gráfica, la mayoría de los países analizados han acumulado, a su vez, fuertes depreciaciones con respecto al tipo de cambio registrado en enero de 2015. De esa forma, al finalizar el tercer trimestre de 2017, Colombia registró la mayor variación en el precio del dólar expresado en moneda local (23.6%), seguido por México (21.2%), Uruguay (19.1%), Brasil (17.9%), Costa Rica (6.9%) y Chile (1.3%).

Si bien es posible explicar en gran medida las tendencias ascendentes en precios de televisión de paga debido a los movimientos cambiarios, otros factores deben ser tomados en cuenta para entender la magnitud de este impacto en cada mercado. Al respecto, destacan tres factores adicionales: la competencia al interior del mercado, la proporción de contenidos locales dentro de las parrillas programáticas de operadores y la integración vertical en la generación y difusión de contenidos, factores que en algunos casos pueden llegar a contener los efectos de la depreciación cambiaria.

Tal ha sido el caso de México, país cuya moneda registró a finales del tercer trimestre del año la segunda depreciación más importante dentro de los mercados analizados y que, sin embargo, registra un incremento en precios por debajo del promedio de los seis países considerados. Esto, en parte, como resultado de una importante proporción de contenido local dentro de la oferta de Televisión Restringida, así como la presencia de operadores verticalmente integrados en la difusión, producción y comercialización de contenido, hecho que les permite alcanzar mayores niveles de eficiencia en costos y contener así los efectos de adquirir contenido internacional a mayor precio.

Comparte esta nota: