NHK WEB

“Better Call Saul” batió records en TV paga de Estados Unidos

El spin-off de “Breaking Bad” atrajo en AMC casi 7 millones de espectadores totales (4.4 millones de los cuales se ubican en la franja de 18 a 49 años de edad), alrededor de cinco veces más que el debut de la propia “Breaking Bad” en 2008.

Comparte esta nota:

El primer episodio de “Better Call Saul” rompió el record como el debut más grande de una serie en el cable americano en los principales segmentos demográficos: el esperado spin-off de “Breaking Bad” atrajo en AMC casi 7 millones de espectadores totales (4.4 millones de los cuales se ubican en la franja de 18 a 49 años de edad), alrededor de cinco veces más que el debut de la propia “Breaking Bad” en 2008, que había alcanzado un total de 1.4 millones de espectadores.

Previamente, el record estaba en manos de la serie de HBO “Deadwood” que, en su debut en marzo del año pasado, fue vista por 3.7 millones de personas en el segmento 18-49. “Better Call Saul” es la precuela de la aclamada serie “Breaking Bad”. Creada por Vince Gilligan y Peter Gould (quienes también trabajaron como coproductores ejecutivos de la temporada de estreno), la serie comienza seis años antes de que Saul Goodman (Bob Odenkirk) conozca a Walter White.

En esa época el hombre que se convertirá en Saul Goodman se llamaba Jimmy McGill, y era un abogado aficionado que, a través de estafas, intentaba llegar a fin de mes. Junto a él, y a veces en contra, se encuentra Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks), otro de los personajes presentados en “Breaking Bad”. La nueva serie seguirá de cerca la transformación de Jimmy en un abogado criminalista.

Comparte esta nota: