NHK WEB

Uruguay: se discute el proyecto de Rendición de Cuentas

El Partido Nacional se reunirá para analizar el proyecto de ley para cobrar impuestos a plataformas digitales extranjeras y discutirán propuesta para destinar parte de lo que se recaude al cine nacional.

Comparte esta nota:

El Partido Nacional de Uruguay discutirá este 24 de julio el proyecto de Rendición de Cuentas, que prevé un impuesto para plataformas de streaming y OTT’s extranjeras que presten servicios audiovisuales en el territorio vía Internet. Además, analizarán una propuesta de IR, una agrupación del Frente Amplio, que sugiere que parte de lo que se recaude de estas prestaciones digitales se destine al Fondo para el Fomento y Desarrollo de la Producción Audiovisual Nacional (Fona).

El Proyecto de Rendición de Cuentas fue presentado por la administración de Tabaré Vazquez con el aval del Ministro de Economía y Finanzas, Danilo Astori, y estipula que la recaudación sería de aproximadamente $2.1 millones de dólares. IR comunicó que esta suma duplicaría los recursos con los que cuenta actualmente el Fona. Además, el Subsecretario de Economía y Finanzas, Pablo Ferreri, informó que se retiró el artículo 75 del proyecto de Rendición de Cuentas, que creaba una tasa de 3% sobre el total de lo recaudado a todas las rifas.

El plan expuesto por IR sugiere redistribuir $55.443.838 de dólares del total de lo que se recaudaría de los SVOD’s y OTT’s: $11.778.225 millones de dólares para cumplir con la meta de dar cobertura a los Centros de Atención a la Primera Infancia del Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay, $22.981.902 millones de dólares para el Sistema Nacional Integrado de Cuidados, $17.236.426 millones de dólares para la Administración Nacional de la Educación Pública, $3.447.285 millones de dólares para becas de la Universidad de la República. Para financiar estas distribuciones, IR apuesta a la aprobación del impuesto a las altas jubilaciones militares, que estiman que liberaría $66.647.515 millones de dólares.

El artículo 242 de la Rendición de Cuentas establece como rentas “de fuente uruguaya” a las obtenidas “por entidades no residentes que realicen directamente la prestación de servicios a través de Internet, plataformas tecnológicas, aplicaciones informáticas, o similares” siempre que el receptor del servicio “se encuentre en territorio nacional”. Esta nueva contribución a la Dirección General Impositiva del país se verá reflejada en un aumento de precios para los consumidores de prestaciones de streaming y OTT’s. Este y otros artículos tienen el objetivo, según el Subsecretario de Economía y Finanzas de Uruguay, de asegurar la equidad entre los proveedores de televisión por cable o satelital y las plataformas digitales.

Estos artículos no definen la figura de una retención ni abordan una figura de retención para recaudar impuestos. Este conjunto de artículos no buscan solucionar eso, que reconocemos es un problema que actualmente no solo no está solucionado en Uruguay, sino en el mundo”, expresó el responsable del Departamento de Asesoría Tributaria, Fernando Serra al diario El Observador. A su vez, adelantó que el Poder Ejectuvo planea sentar a las empresas extranjeras involucradas (Netflix, Spotify, etc) y llegar a un acuerdo con un diálogo de por medio. “Muchas han anunciado su vocación de tributar (a nivel mundial) como corresponde porque, de lo contrario, se les va a generar un problema a nivel global”, apuntó.

Iván Posada, Diputado que integra la comisión de Hacienda del Parlamento, comentó a la agencia Efe que actividades como la de Netflix están comprendidas entre las que deben ser gravadas por la legislación actual y lo que busca el Gobierno es hacer efectivo el cobro. Sobre ese punto se expresó también la Economista Gabriela Mordecki, de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de la República de Uruguay, quien comunicó a Efe que hasta ahora las plataformas no fueron gravadas porque al Estado le resulta “más difícil” llegar a ellas.

El artículo 76 de la Rendición de Cuentas pretende facultar al gobierno a autorizar la explotación de zonas temáticas de servicios para la prestación de, entre otros, servicios audiovisuales. Ferreri aseguró que hay planes concretos para instalar un polo de este tipo en Maldonado. “Un pequeño Hollywood por decirlo de alguna manera, donde se puedan concentrar servicios audiovisuales para promover la venta al exterior”, dijo.

Otros países que han avanzado en este plano y han aprobado regulaciones para exigir una contribución impositiva mayor a servicios como Netflix son Argentina, Colombia y Brasil. En Argentina, el titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos, Alberto Abad, confirmó que las plataformas digitales comenzarán a tributar y la tarjeta de crédito será el agente de retención para hacerlo. En Colombia se avanzó en materia de regulación de las aplicaciones desde la perspectiva impositiva, con la modificación de la Ley de Reforma Tributaria (Ley 1819/2016) que incrementó el IVA del 16 al 19% e incluye también a los servicios digitales.

En el caso de Brasil, la Agencia Nacional de Cine (ANCINE) aprobó una serie de recomendaciones para la regulación de las prestaciones de VOD. Los proveedores deben incluir una cuota del 20% de contenidos brasileros sobre el total de horas disponibles en el catálogo y deben invertir anualmente un porcentaje de sus ingresos brutos para la producción o adquisición de derechos de obras audiovisuales nacionales.

Comparte esta nota: