NHK WEB

Telefónica iniciaría acciones legales contra decreto del gobierno argentino

Para la compañía, el decreto que habilita a Cablevisión/Nextel a ofrecer telefonía 4G y a Telefónica, Telecom y Claro a comercializar televisión por cable, “viola las más elementales reglas de igualdad ante la ley” y “demora la verdadera competencia en el sector”.

Comparte esta nota:
Telefonica

El nuevo año comenzó revolucionado para el sector de las telecomunicaciones en Argentina: el primer día hábil del año, el lunes 2 de enero, el gobierno nacional publicó en el Boletín Oficial el decreto 1340/2016, que habilita a Cablevisión/Nextel (Grupo Clarín) a ofrecer telefonía 4G y a Telefónica, Telecom y Claro a comercializar televisión por cable a partir del 1° de enero de 2018.

La medida de reestructuración del sector ya había sido anticipada durante las últimas semanas del 2016, tras varios meses de conversaciones con los principales involucrados.

LA OPINIÓN DE LAS PARTES

Para el Gobierno, el decreto posibilita el ingreso de nuevos operadores de telefonía móvil al mercado, habilitando así una mayor competencia y mejorando en la calidad de las comunicaciones. “El decreto autoriza a las telefónicas a brindar televisión por cable con condiciones que cuidan a las cooperativas y las pequeñas y medianas empresas de las ciudades chicas. Y autoriza a las empresas de televisión satelital que cuentan con permisos a brindar también internet. Además, fomenta las inversiones en nuevas tecnologías para llevar Internet de alta velocidad a todo el país y avanzar en la convergencia de medios, y protege a los usuarios de prácticas anticompetitivas”, expresó el Ejecutivo.

Sin embargo, para Telefónica el decreto “demora la verdadera competencia en el sector”, y amenza con iniciar acciones judiciales para proteger “los derechos que este decreto estaría violentando”. Para la compañía, los anuncios sobre la asignación de espectro “son el prólogo de otra situación compleja en los accesos móviles, ya que se pretende el ingreso de competidores violando las más elementales reglas de igualdad ante la ley”. Y agregó: “La convergencia que pregona el gobierno cada vez está más demorada. Los parámetros con los que la está impulsando son subjetivos, siempre con el único fin de favorecer a un solo sector. La política de telecomunicaciones que lleva adelante este gobierno inexorablemente demorará las inversiones que son tan necesarias para el desarrollo de infraestructura que requiere el país”.

Como contracara, para el Grupo Clarín el decreto beneficia principalmente a las telefónicas dominantes o incumbentes, que podrían dar cuádruple play medio año antes que Cablevisión (que todavía debe construir su red) y que cualquier otra empresa de cable, contradiciendo todos los antecedentes internacionales que otorgan entre 5 y 10 años de ventaja a los cables frente a las telefónicas para equilibrar asimetrías. “Por sus amenazas de judicialización sin sustento ya lograron que pase un año, todo el 2016, sin competencia en telefonía celular, mercado que se reparte en tres partes iguales de 33% cada una entre Telefónica, Claro y Personal, con un 1% para Nextel”, acusaron.

Comparte esta nota: