Para 2022, la industria audiovisual duplicará su déficit debido a la piratería

Un total de 138 países registrarán una pérdida de $51.6 mil millones de dólares dentro de cinco años. Asia Pacífico y Estados Unidos serán los mercados más afectados, según un estudio reciente de Digital TV Research.

Comparte esta nota:

Para el año 2022, el mercado internacional de la producción y distribución de contenidos audiovisuales perderá $ 51.6 mil millones de dólares debido al avance de la piratería, el doble de lo que se registró para 2016, según reveló una investigación de la agencia Digital TV Research. Asia Pacífico y Estados Unidos son las regiones que perderán más ganancias en los próximos cinco años. China, por el contrario, sufrirá una privación menor de beneficios en comparación con el 2016.

Se proyecta que Asia Pacífico perderá alrededor de $20 mil millones de dólares dentro de cinco años. Estados Unidos sería impactado con un déficit de $11.6 mil millones de dólares como resultado del intercambio ilegal de videos. Si bien China también se verá afectada, se espera que mejore sus ganancias a través de medios legítimos y, de esta manera, pierda $9.8 mil millones para 2022, un $1.2 mil millones menos de los $4.3 mil millones que perdió en 2016.

Otros territorios que están entre los cinco principales damnificados por la piratería son India, que presentaría un déficit de $ 3.078 mil millones de dólares dentro de cinco años; Brasil, que perdería $ 2.584 mil millones, y México, que se perjudicaría en $1.576 mil millones de dólares.

Estos datos abarcan episodios televisivos y películas, pero no incluyen la piratería online de contenidos deportivos o programas de TV paga, producciones que son principalmente pirateadas en Medio Oriente y Asia Pacífico. Los cinco países que se verán afectados representaban el 63% del total de la piratería en 2016. Para 2022, esta porción se reducirá al 55%.

El ritmo del crecimiento de la piratería se desacelerará a medida que se toman acciones gubernamentales más efectivas y a medida que los beneficios de las opciones legales se hacen más aparentes”, dijo Simon Murray, Principal Analyst en Digital TV Research. “Las pérdidas son principalmente de episodios televisivos y películas desde 2013, pero esta tendencia se está expandiendo”, agregó.

SERVICIOS ILEGALES EN AMÉRICA DEL NORTE

De acuerdo a un estudio de la firma canadiense Sandvine, el 6.5% de todos los hogares norteamericanos consumen servicios ilegales de streaming en vivo para reemplazar una contratación de un proveedor de TV paga. El uso que estos usuarios le dan a su servicio de banda ancha para la descarga o visualización ilegal de contenidos equivale a $840 millones de dólares, tomando una suscripción promedio de $10 dólares mensuales.

Además, esto igualaría una pérdida de ganancias de $4.2 mil millones para la industria televisiva en general, si se toma un pago medio de $50 dólares. El avance de las plataformas OTT low-cost no contribuye al déficit del negocio de la TV paga. Según información oficial de AT&T, alrededor del 10% de los suscriptores de DirecTV Now son clientes que dejaron el servicio satelital de DirecTV o U-verse TV.

Según la agencia, hay dos fuentes primarias de piratería online: STB (Set Top Boxes) y Kodi. Las STBs son diseñadas para recrear la experiencia de utilizar un decodificador tradicional para televisión por cable o satelital. Kodi es un software que es compatible con la mayoría de los dispositivos que ya se encuentran en el hogar. Por consiguiente, es una herramienta que posibilita y facilita la utilización de servicios piratas.

La adopción de servicios piratas de streaming de video aumentarán el nivel de cancelaciones de servicios de TV paga y traerá aparejado la aparición de nuevos usuarios que nunca habían contratado una prestación estándar de TV“, pronosticó el CEO de Sandvine, Lyn Cantor. 

Comparte esta nota: