Oi entregó su plan PSA y Anatel aumentó la multa a $6.6 millones de dólares

Anatel rechazó la prórroga que solicitó el operador móvil para presentar su plan de recuperación judicial, el regulador aumentó la multa a la empresa y la Asamblea de Acreedores se pospuso hasta el 7 de diciembre.

Comparte esta nota:
Juárez Quadros, Presidente de Anatel.

El operador móvil de Brasil Oi finalmente presentó su proyecto de recuperación judicial Plan Support Agreement (PSA) y el Estado lo está analizando. El proceso de aprobación y un posterior pago de su deuda, valuada en aproximadamente $19 mil millones de dólares, se aplazará unos meses más, tomando en cuenta que hace un año y medio la compañía se declaró en la peor bancarrota de la historia del sector privado de Brasil y América Latina.

La firma de telecomunicaciones había fijado para el viernes 10 de noviembre la realización de una Asamblea de Acreedores para votar un plan de reestructuración para el pago de sus deudas. Sin embargo, la reunión se canceló y se pospuso para el 7 de diciembre con segunda convocatoria el 1 de febrero de 2018. La empresa se había comprometido a entregar el proyecto el 9 de noviembre ante la Administración Nacional de Telecomunicaciones (Anatel).

Hemos ganado un tiempo para un mejor análisis”, aseguró Juárez Quadros, Presidente de Anatel, refiriéndose al aplazo de la Asamblea de Acreedores. “Vamos a proceder con calma para tener la mejor evaluación”, agregó.

La semana pasada Oi también solicitó una prórroga para la presentación de su plan PSA, que ya fue aprobado por el Consejo Directivo de la empresa, percibiendo una multa de poco más de un millón de dólares. La entidad reguladora rechazó este pedido y aumentó la multa a $ 6.6 millones de dólares. La agencia incrementó el valor porque identificó otras infracciones más que las que habían sido juzgadas anteriormente, casi 40 mil más. La mayoría se refiere a la activación de servicios de terceros sin la autorización previa de los dueños de las líneas. Además de reembolsar la sanción puesta por Anatel, Oi tendrá que devolverles su dinero a estos usuarios.

El Consejo Directivo de Oi estaría analizando la venta de las acciones de la compañía al conglomerado chino de telecomunicaciones China Telecom y la entidad financiera estadounidense TPG por un monto de $10 mil millones de dólares. Las sociedades comunicaron que realizarían esta inversión en caso de retirarse la asistencia crediticia de Oi por su quiebra.

Desde octubre, Anatel también se niega a aceptar acciones de Oi como pago de su deuda con el Estado y se rehusó a celebrar la firma del Término de Compromiso de Ajuste de Conducta (TAC) con el operador móvil a causa de su incumplimiento con el fisco y sus infracciones hacia consumidores.

Comparte esta nota: