NHK WEB

La brasileña Oi pide protección judicial contra la quiebra

Con el objetivo de reestructurar una fuerte deuda de 65.400 millones de reales (casi 20.000 millones de dólares), el recurso se introdujo ante los “obstáculos enfrentados por la administración de la compañía para encontrar una alternativa viable junto a sus acreedores”.

Comparte esta nota:

La empresa de telefonía brasileña Oi pidió acogerse a la protección judicial contra la quiebra para reestructurar una fuerte deuda de 65.400 millones de reales (casi 20.000 millones de dólares).

La deuda de Oi es la mayor entre las empresas brasileñas que solicitaron la llamada “recuperación judicial” (ley de quiebras), y el recurso, que aún debe ser juzgado, se introdujo ante los “obstáculos enfrentados por la administración de la compañía para encontrar una alternativa viable junto a sus acreedores”.

“Considerando los desafíos generados por la situación económica financiera de la empresa a la luz del cronograma de vencimiento de sus deudas y las amenazas a sus cofres por inminentes embargos o bloqueos en procesos judiciales, y teniendo en cuenta la necesidad de adoptar de urgencia medidas de protección, la Oi concluyó que la presentación de la petición de recuperación judicial sería la medida más adecuada en este momento”, informó en un comunicado.

En el primer trimestre de este año Oi reportó pérdidas por 1.644 millones de reales (USD 484 millones), tras haber cerrado el 2015 con un rojo de 5.348 millones de reales (1.575 millones de dólares).

Tal como recordó CNN, Oi es también una de las mayores suministradoras de acceso a internet en banda ancha, la cuarta mayor operadora de telefonía móvil y un importante actor en el mercado de televisión por suscripción. La compañía tiene entre sus principales accionistas la antigua Portugal Telecom, desde cuya fusión (efectuada en 2013 pero liquidada a comienzos de 2015) se acarrea gran parte de la deuda actual de Oi.

Comparte esta nota: