VIACOM WEB

La mayorí­a de los cord-cutters en EEUU coinciden con los últimos dos años

Según un informe de The Diffusion Group, las personas cancelaron su servicio por el aumento de los precios y del uso de prestaciones de VOD. Analistas indicaron que la inversión en IP puede salvar a la TV paga.

Comparte esta nota:

De acuerdo con una investigación realizada por The Diffusion Group, el 52% de las personas que revocaron su servicio de TV paga en Estados Unidos, lo hicieron en 2015 y 2016. A su vez, el estudio indica que este fenómeno se debe a factores relacionados con el precio de estas prestaciones y con el incremento del consumo de SVOD a través de Netflix y Amazon Prime. Se espera que el cord-cutting siga amenazando el negocio de los operadores de TV paga, aún si decrece el ingreso promedio por suscriptor (ARPU) para los servicios SVOD.

“Gastar más de US$70 mensuales por un servicio que provee cierto valor, cuando puedes pagar US$10 por mes por una prestación con la mitad del valor, parece raro”, notó Michael Greeson, Co-founder y Principal de The Diffusion Group. “El cálculo de los suscriptores de TV paga de hoy ha sido radicalmente alterado por servicios SVOD como Netflix. Los consumidores tienen una mayor flexibilidad para decidir los canales que reciben y pagan, sea a través de empresas independientes (Sony Vue, YouTube TV, Hulu) o de parte de compañí­as de telecomunicaciones (DirecTV Now, Sling TV)”, agregó.

El informe también indica que la mayorí­a de las firmas estadounidenses distribuidoras de servicios de TV paga, con excepción de Comcast, están compitiendo ferozmente en términos de aranceles y selección de contenidos para retener a sus clientes. Los analistas apuntaron a que muchas de estas empresas no comprenden las consecuencias a largo plazo de esta estrategia.

En cuanto a esto, Greeson indicó que “las condiciones de mercado son desafiantes, pero varios distribuidores de servicios de TV paga están acelerando el paso del decrecimiento del valor de paquetes de TV robustos, sin darse cuenta. The Diffusion Group observó hace algunos años que las marcas de empresas de telecomunicaciones tradicionales iban a tener que elegir entre ser un proveedor de contenido basura o invertir en el uso de IP, cambiando la experiencia de la televisión para convertirse en la fuente predilecta de videos. Comcast está invirtiendo en el hardware y software requerido para traer el poder de IP a la experiencia televisiva. La compañí­a está ganando suscriptores de video, mientras otras reportan pérdidas”.

cord cutters

Comparte esta nota: