VIACOM WEB

Incertidumbres regulatorias sobre DTH en República Dominicana

Mientras las autoridades del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) se mantienen en una especie de limbo regulatorio, continúan de manera las transmisiones ilegales por parte de operadores del país.

Comparte esta nota:

Mientras las autoridades del Instituto Dominicano de las Telecomunicaciones (INDOTEL) se mantienen en una especie de limbo, continúan de manera abierta las transmisiones ilegales por parte de operadores de servicios satelitales, radiales y televisivos en el país, sin que la entidad estatal mueva un dedo para enfrentar esta situación. Las irregularidades denunciadas, evidencian, incluso, cómo se violentan tratados internacionales suscritos por el Estado dominicano, mientras las autoridades al frente del ente regulador de las telecomunicaciones en el país, al recibir las informaciones solo ofrecen evasivas como respuesta.

Frente a la actitud de los funcionarios del INDOTEL, habría que hurgar para comprobar si toda esa situación de irregularidad y falta de controles se reduce solo a las transmisiones y retransmisiones satelitales o si también toca los contratos cedidos a empresas que ofrecen servicios a entidades gubernamentales, como es el caso de la Presidencia de la República, así como otros contratos entre instituciones del Gobierno y esas empresas del ramo de las telecomunicaciones que, según investigaciones, no poseen licencias para operar.

La interrogante viene a colación, debido a que entidades como la Corporación Estatal de Radio y Televisión (CERTV) también tienen contrato con la misma empresa denunciada por transmitir una señal satelital hacia Estados Unidos, declarada a nivel internacional como de una red terrorista y violatoria de los derechos humanos. Es decir, CERTV tiene contrato para su servicio satelital con la empresa SERTEL, cuyo dueño, Charles Sánchez, tal y como confesó a esta reportera, desconocía el contenido de lo que ponía en el aire en las retransmisiones desde el país a través de los canales Hispan TV y Latin TV, y sin contar con licencia para operar, o por lo menos, sin poder comprobarlo.

Más aún, el canal 52, propiedad del doctor Marino Vinicio Castillo, a la sazón director anticorrupción del Gobierno, también tiene su señal satelital en la plataforma de un operador que el propio director ejecutivo de INDOTEL, Pedro José Mercado Gris, no ha comprobado si tiene o no licencia, lo que violaría el artículo 105 de la Ley 153-98, todo esto a pesar de la gravedad que él mismo le atribuye a la denuncia hecha en esta investigación. Habría que ver también si el INDOTEL desconoce que esa misma empresa era contratada por la Presidencia de la República Dominicana, cuando Leonel Fernández era presidente, para transmitir los discursos y actos del Poder Ejecutivo, con un operador irregular, ilegal y desconocedor de lo sensible que es el servicio que presta su empresa. Amén.

Comparte esta nota: