NHK WEB

Gobierno uruguayo se reunió con canales privados por la Ley de Medios

Representantes del gobierno uruguayo debatieron junto con miembros de los canales privados televisivos sobre las implicancias de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, también conocida como Ley de Medios.

Comparte esta nota:

En dos horas de discusión, representantes del Poder Ejecutivo y de los canales privados de televisión no lograron acuerdos sustanciales sobre la ley de servicios de comunicación audiovisual (ley de medios), en un debate organizado por Asamblea Uruguay, el grupo político del Frente Amplio que fundó y lidera el vicepresidente de la República, Danilo Astori. Las profundas discrepancias sobre la iniciativa de la izquierda fueron planteadas por el ministro de Industria, Roberto Kreimerman, y el asesor de la Secretaría de la Presidencia, Gustavo Gómez, por un lado; y por el presidente de la Asociación de Broadcasters (Andebu), Rafael Inchausti, y la expresidenta del gremio de los publicitarios (Audap), Patricia Lussich.

El ministro Kreimerman consideró el proyecto como un avance “fundamental” y un punto “culminante” en la política de telecomunicaciones del país. Admitió que pueden haber cerca de 90 de los 180 artículos para discutir, pero consideró que existen tres principios básicos que no deberían ser cambiados: transparencia al otorgar señales; la creación de una nueva institucionalidad; y potenciar los contenidos de la industria nacional.

El representante del gremio que agrupa a los canales privados y radiodifusoras privadas repitió su mensaje crítico sobre el proyecto. Dijo que Andebu reclama consideración a la trayectoria de los medios de comunicación en Uruguay, y planteó su preocupación por las libertades que presuntamente atenta el proyecto del gobierno. Manejó como posible que no solo se vulneren derechos de los propietarios de los medios con la ley, sino también de los comunicadores y toda la sociedad. Aseguró Inchausti que el proyecto tiene aspectos que atentan contra preceptos constitucionales y adelantó que su contenido es “intimidatorio” contra el trabajo de los medios.

Gómez fue quien le respondió de forma enérgica en la mesa de debate (que estuvo moderada por el diputado de Asamblea Uruguay, Carlos Varela). El asesor en temas de telecomunicaciones de Presidencia dijo que de los 183 artículos solo cinco se refieren a los contenidos de los medios audiovisuales, de los cuales cuatro intentan proteger a los menores de edad, y el restante impide mensajes discriminatorios. El funcionario se quejó de las críticas que considera infundadas por parte de la oposición política, y defendió el proceso de debate previo para generar la redacción del proyecto. “Este proyecto no lo redactó ningún censor, ni tampoco lo redactaron cuatro gatos locos izquierdistas”, dijo Gómez. Recordó que además de recoger casi textualmente algunos aspectos de las consultas realizadas desde 2010 con actores involucrados, la legislación internacional tomada para armar la propuesta fue de países con una democracia consolidada, como Chile, Dinamarca y Suecia.

 

Comparte esta nota: