VIACOM WEB

Europa lucha por la distribución de las redes

La Comisión Europea quiere que los operadores dominantes de telecomunicaciones abran sus nuevas redes de alta velocidad a otras empresas, en aquellas zonas donde la competencia sea muy baja. Así lo manifestó en un proyecto de recomendación que estará en consulta pública hasta el próximo 14 de noviembre.

Comparte esta nota:

La Comisión Europea (CE) dio a conocer un proyecto de recomendación que impulsa la idea de que los operadores dominantes de telecomunicaciones abran sus nuevas redes de alta velocidad a otras empresas en aquellas zonas donde haya poca competencia. La intención es impulsar en Europa el desarrollo de las nuevas líneas de fibra óptica, que permiten una velocidad de descarga de más de 80 megas y abrirán Internet a nuevos servicios como la televisión de alta definición. A su vez, la CE quiere que en aquellas zonas en que condiciones como la escasa densidad de población no permitan un modelo comercial sostenible, los operadores dominantes tengan que permitir al resto de empresas utilizar también su fibra. En forma de compensación, apuestan a permitir a la empresa propietaria de la red la introducción de un recargo en el alquiler de las líneas.El proyecto se aprobaría el año próximo, tras un período de consulta pública que termina el próximo 14 de noviembre, y no será vinculante para los reguladores nacionales, pero les ofrecerá una guía sobre cómo actuar en estos casos.Por su parte, Bruselas defiende fórmulas para evitar que los operadores tradicionales como Telefónica, France Telecom o Deutsche Telekom, con más capacidad para invertir que otras empresas, vuelvan a constituir monopolios. En este sentido, propone que en todos los casos estas compañías ofrezcan canalizaciones a sus competidores para que éstos puedan tender sus propias redes por ellas. Sin embargo, este país no desea que el principio de apertura forzosa sea aplicado por los reguladores nacionales de forma generalizada, sino siempre en función de la situación del mercado en cada zona. Es por eso que consideran que en aquellos casos en los que exista una competencia real entre las nuevas infraestructuras, que a priori sería en las grandes ciudades, no habría necesidad alguna de intervenir.En España, la Audiencia Nacional suspendió la resolución de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) sobre las medidas cautelares de las redes de nuevas generación. La CMT eliminaba la obligación inicial de Telefónica de abrir sus nuevas redes a otros operadores hasta que tuviera lista su oferta para permitirles el acceso a sus canalizaciones.Para ETNO, la asociación que representa a los grandes operadores tradicionales de Europa, este proyecto de recomendación presentado por la CE “parece subestimar el riesgo que supone la inversión en las nuevas redes”, que considera que debería superar los 300.000 millones de euros en toda Europa.

Comparte esta nota:
señal 141
SABBATICAL WEB
Etiquetas
EURODATA WEB