NHK WEB

Estados Unidos analiza redistribuir el espectro asignado a la TV

La Comisión Federal de Comunicaciones de los Estados Unidos votó por unanimidad una iniciativa para recuperar el espectro de la televisión para redistribuir a los operadores de telefonía inalámbrica.

Comparte esta nota:

En un intento por abrir las frecuencias para datos móviles, la Comisión Federal de Comunicaciones (FCC) órgano regulador de las comunicaciones estadounidense, votó por unanimidad la propuesta de obtener de regreso el espectro de la televisión para redistribuir a los operadores de telefonía inalámbrica. La propuesta es motivada por una reciente investigación realizada por la FCC, que indica que el tráfico de datos móviles se incrementará más del triple en 2015. Para prepararse para el mayor flujo de señales en la historia de Estados Unidos, la FCC espera redistribuir las señales del espectro, lo que evitaría el detrimento de la calidad del servicio de las comunicaciones.

El espacio para la innovación inalámbrica sigue limitado por la disponibilidad del espectro y la venta voluntaria de las frecuencias de televisión es uno de los primeros movimientos importantes para organizar eficientemente el espectro para distintas industrias. “Estamos en una carrera global por el ancho de banda”, dijo Julius Genachowski, presidente de la FCC. “Es parecida a la carrera del espacio en el que el éxito va a desatar olas de innovación que recorrerán un largo camino hacia la determinación de quién dirige la economía mundial en el siglo XXI”, agregó.

De acuerdo con la Comisión, la subasta final del espectro de radiodifusión no tendrá lugar hasta 2014, pero se estima que podría producir 15 mil millones de dólares netos. Algunos de esos dividendos los pagarán los operadores de televisión participantes, y alrededor de 7 mil millones irían a un fondo de “emergencia nacional de la red de comunicaciones” concebido por primera vez por la Comisión 9/11. El plan sólo funcionará si las empresas de televisión entran en el juego y algunas de las más grandes cadenas (incluida CBS, de acuerdo con The New York Times) ya confirmaron que no estarán dispuestas a ceder nada de su espectro.

También está en juego la redistribución potencial del espectro luego de la venta de frecuencias provenientes de múltiples industrias, lo cual podría reservar las mejores bandas para las compañías más grandes. Los operadores móviles pequeños ya han manifestado su preocupación por dividir sus reinos digitales, a pesar del, a veces agobiante, impacto de la legislación escrita diez años atrás.

Comparte esta nota: