En Estados Unidos, la penetración de los servicios de streaming está a la par del cable

Según un estudio reciente de Clearleap, el 78.85% de los americanos encuestados está actualmente suscripto al cable, mientras que el 71.37% utiliza un servicio de streaming.

Comparte esta nota:
Streaming

Según un estudio reciente realizado por la compañía Clearleap sobre consumidores americanos, la penetración de los servicios de streaming está a la par del cable: el 78.85% de los encuestados está actualmente suscripto al cable, mientras que el 71.37% confirmó que utiliza un servicio de streaming. Netflix continúa liderando el mercado con el 83.47%, seguido por Amazon (38.23%) y Hulu (22.37%).

Los Millennials están conduciendo la revolución OTT, con el 70.32% de los encuestados de entre 18 y 29 años utilizando servicios de streaming contra sólo el 64.41% suscripto al cable. Adicionalmente, más de un cuarto (26.48%) de los encuestados en esta categoría nunca tuvo una suscripción al cable; y la mayoría de los consultados estaría dispuesto a pagar una tarifa mensual ligeramente superior a la actual para recibir contenidos de su preferencia (entre $10 y $25 por mes).

Los suscriptores más jóvenes se sienten más cómodos compartiendo sus cuentas: el 78.61% de los encuestados de entre 18 y 29 años comparte sus credenciales de login con alguien; mientras que el 22.46% utiliza un servicio de streaming que no le pertenece. En comparación, el 64% de los usuarios de streaming de entre 30 y 44 años ha compartido su cuenta con alguien más, mientras que ese porcentaje crece al 68.5% entre aquellos de 45 a 59 años, que por lo general comparten sus credenciales con sus hijos u otros miembros de la familia.

Otro dato interesante es que los usuarios actuales de servicios de streaming están más felices con el producto que los suscriptores de cable. Casi la mitad de los encuestados que actualmente está suscripto al cable (47.57%) cancelaría su servicio debido a los altos costos (34.14%t), una experiencia de usuario pobre (7.52%) y falta de tiempo para dedicar a la televisión (2.55%); mientras que sólo el 3.36% indicó que cancelaría su servicio de cable por haberse suscripto a un servicio de streaming. La mayoría de los actuales usuarios de streaming (62.76%) dijo “amar” su servicio, por lo cual tampoco lo cancelarían; y un 8.16% mantiene su suscripción pero no la usa.

Acerca de los dispositivos con los que acceden, más de la mitad (57.69%) de los menores de 30 ha visto contenidos de streaming en sus laptops y más de un tercio (39.1%) en sus smartphones; seguido por los televisores conectados (29.49%), tablets (28.85%) y Xbox (21.79%). En comparación, los usuarios entre 30 y 44 años realizan streaming en sus tablets (32.95%), laptops (31.79%), smartphones (31.79%) y televisores conectados (29.48%); mientras que los usuarios de 45 a 59 años prefieren laptops (39.74%) o televisores conectados (32.45%).

De los encuestados que utilizan servicios de streaming, los menores de 30 eran los que sabían de manera más específica qué querían ver al loguearse (44.39%), en relación al 35.94% de los mayores de 30. Como resultado, el analista concluyó que, para ser más exitoso en el mercado televisivo actual, los proveedores OTT deben balancear un buen precio con un gran contenido; simplificar la navegación, búsqueda y descubrimiento de nuevos contenidos; optimizar su producto para pantallas de todos los tamaños; y ofrecer paquetes de precios y soluciones que se ajusten a los hábitos de compartir cuentas.

Por último, Clearleap aconsejó aprovechar los baches en el mercado: mientras que las películas y series están ampliamente difundidas, la televisión en vivo está fuera del mercado de streaming, por lo que los dueños del contenido deberían considerar invertir en este tipo de contenidos que no son fácilmente accesibles de manera online.

Comparte esta nota: