NHK WEB

El cord-cutting avanza en los hogares americanos

Según un pronóstico reciente de eMarketer, en 2018 una quinta parte de los hogares americanos no estará suscripto a ningún servicio de televisión por cable o satélite.

Comparte esta nota:
Americans_cutting_the_cable

Según un pronóstico reciente de eMarketer, en 2018 una quinta parte de los hogares americanos no estará suscripto a ningún servicio de televisión por cable o satélite. El estudio descubrió que un creciente porcentaje de hogares americanos está realizando cord-cutting cada año, y predijo que, en 2015, 4.9 millones de hogares americanos habrán terminado sus suscripciones a los servicios de TV tradicionales. Esta cifra representaría un incremento del 10.9% en relación al año anterior.

El analista espera que ese crecimiento se acelere en los próximos años, y el número de hogares cord-cutting saltaría otro 12.5% en 2016. Para finales del próximo año, el número de hogares americanos suscripto a un servicio de cable o satélite caerá por debajo de los 100 millones. Hacia 2019, los proveedores proyectan perder clientes de manera constante.

El número de hogares estadounidenses suscriptos a la televisión por cable caerá un 0,4% a finales de 2015, mientras que esa cifra asciende al 1,5% para los servicios satelitales. Por el contrario, más hogares estadounidenses probablemente se suscriban a paquetes IPTV proporcionados por los proveedores de telecomunicaciones como Verizon y AT&T. Ese segmento saltará un 1,8 % este año. Por otra parte, el analista estimó que el porcentaje de adultos americanos que nunca se ha suscripto a un servicio de TV alcanzará el 12.9%, cifra que subirá al 13.8% el próximo año.

Paul Verna, senior analyst de eMarketer, explicó: “Este año el número de servicios de video digital se expandió a un ritmo más rápido que nunca. Además de las ofertas independientes como HBO, hay nuevos paquetes digitales que incluyen muchos de los canales que los consumidores sólo podrían haber recibido en el pasado con suscripciones de cable y satélite. Esta amplia disponibilidad de contenidos digitales hace que el cord-cutting sea una opción viable para un segmento creciente de la población. Las compañías de telecomunicaciones se desempeñaron mejor que los proveedores de cable o satélite en la venta de paquetes que incluyen conexión a Internet de alta velocidad, servicio de teléfono y TV”.

Comparte esta nota: