NHK WEB

Arranca el debate de la Ley de Medios en Uruguay

La Ley de Servicios Audiovisuales ingresará hoy al Parlamento uruguayo, luego de dos años de discusiones sobre los 185 artículos que componen el texto. La normativa no contentará completamente a ningún sector social o político.

Comparte esta nota:

La Ley de Servicios Audiovisuales, que ingresará hoy al Parlamento, va a molestar a la derecha, la izquierda, los canales de televisión, los otros medios de comunicación y las telefónicas, según creen en el gobierno algunos de los redactores de la norma. “No va a dejar a nadie conforme”, confió a El Observador una fuente del Poder Ejecutivo. El texto, que tiene unos 185 artículos, fue discutido durante casi dos años y finalmente llegará al Poder Legislativo en las próximas horas. Primero hubo una consulta popular. Luego la redactó el Ministerio de Industria. Y en los últimos días un equipo integrado por el prosecretario Diego Cánepa, el ministro Roberto Kreimerman y el subsecretario Edgardo Ortuño (Industria) terminaron de afinarla con las correcciones ordenadas por el presidente José Mujica.

Según supo el diario El Observador, el último tramo de preparación de la iniciativa se hizo con mucho cuidado para evitar filtraciones. Por ejemplo, no hubo versión digital y todos los cambios se hicieron en papel. Pero la iniciativa no estará exenta de polémica en la interna del Frente Amplio. En la coalición de izquierda surgen diferencias sobre el alcance del texto. Aunque desde el ala mujiquista el MPP defiende que se limite a los grandes conglomerados y restrinja los contenidos, los astoristas pretenden una propuesta más moderada y rechazan acompañar una iniciativa con un alcance similar al que tuvo la normativa elaborada en Argentina con el mismo fin por el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner. “A nosotros no nos han informado nada sobre la ley pero ya lo hablamos informalmente. No queremos una ley a lo Argentina”, dijo a El Observador una alta fuente del Frente Líber Seregni (FLS).

Las fuentes dijeron que analizarán el proyecto de forma minuciosa. El FLS pretende que la normativa no sea tan restrictiva. Uno de los puntos que más preocupa al sector que lidera el vicepresidente Danilo Astori es que la iniciativa no avance en la materia de regulación de contenidos. En una entrevista con El Observador en mayo de 2012, el vicepresidente ya había expresado ese temor. “Creo que es un tema en el que hay que tener mucho cuidado,  me parece que hay que democratizar y enmendar procedimientos del pasado sobre el acceso a los medios, a la propiedad o explotación de los medios”, dijo. “Después hay todo otro capítulo, el de los contenidos, que me preocupa mucho. Me preocupa mucho que se intente regular”, dijo Astori.

El  MPP se expresó el fin de semana a favor de acelerar el trámite de la iniciativa. El sector anunció que trabajará “con convicción en impulsar la ley que asegura la democratización de los medios masivos de comunicación”, según una declaración emitida el domingo por el IX Congreso de la agrupación. “Si ves todas las horas de televisión que miran los chiquilines no podes dejarlo libre a que el mercado lo regule. Hay determinadas cosas que no transmiten normas de convivencia y se ven más desde lo económico que de lo que puede dar a la sociedad”, dijo a El Observador el diputado Anibal Pereyra (MPP), quien señaló que la información no será restringida.

Comparte esta nota: