NHK WEB

Netflix ahora también deberá pagar impuestos en Argentina

Al igual que había sucedido en Uruguay días atrás, ahora el servicio de streaming estadounidense deberá empezar a tributar en Argentina. Así lo anticipó Alberto Abad, titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Comparte esta nota:
Alberto Abad, titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP).

Al igual que había sucedido en Uruguay días atrás, ahora Netflix también deberá empezar a tributar en Argentina. Así lo anticipó Alberto Abad, titular de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), en declaraciones citadas en La Nación: “Vamos a gravar a Netflix. Lo haremos a través de los plásticos con que se paga el abono. Las tarjetas serán agentes de retención”.

Abad sostuvo, además, que buscarán imitar el modelo que aplican otros países para tratar con el servicio de streaming estadounidense. “Netflix recauda y paga impuestos en todo lugar en que tenga la obligación legal de hacerlo”, indicó el titular de la AFIP, quien además apuntó que en plataformas como Netflix, Spotify o Uber “desaparece la intermediación, y el que junta a las dos puntas hace un gran negocio. El canal de cable que compite con este servicio paga impuestos, ¿por qué no una plataforma?”.

En principio, la medida no afectaría el bolsillo de los usuarios, aunque se desconoce con certeza si la compañía de streaming norteamericana absorberá este costo o si se lo trasladará a sus abonados, aumentando la cuota mensual.

Netflix

Si bien ahora la normativa se adoptaría en todo el país, en algunos territorios argentinos Netflix ya había sido obligado a pagar impuestos. La ciudad de Buenos Aires fue la primera que tomó esta decisión en 2014, cuando el gobierno porteño -en aquel entonces a cargo del hoy Presidente, Mauricio Macri- aplicó un gravamen del 3% como anticipo del pago de Ingresos Brutos de servicios de streaming radicados en el exterior.

Posteriormente, se sumó Santa Fe, cuando la Legislatura provincial avaló el cobro de una alícuota del 3,6% de Ingresos Brutos a empresas que comercialicen en forma electrónica entretenimientos audiovisuales. Según las autoridades locales, el 25% de lo que se recauda con esa medida se destina al desarrollo de industrias culturales de la provincia.

En ciertas ciudades de Estados Unidos, como Pennsylvania, Chicago y Minnesota, plataformas como Netflix pagan impuestos, con un canon que va entre el 6 y el 9%. Lo mismo sucede con varias ciudades de Canadá. En Uruguay, una medida similar se anunció la semana pasada. Ek proyecto presentado allí establece que las empresas que generan sus rentas de forma parcial o total en el extranjero sean consideradas como si el 100% de la misma fuera de fuente uruguaya. De esta forma, serían gravadas por el Impuesto a la Renta para No Residentes.

Comparte esta nota: