Los servicios SVOD siguen ganándole terreno a la televisión en vivo

La visualización en vivo cayó un 6%, llegando a las 3:55 horas al día, mientras que en el mismo período del año pasado esa cifra era de 4:09 horas diarias entre personas mayores de 18 años, según un estudio de Nielsen.

Comparte esta nota:

Cada vez más usuarios están optando por cortar su sucripción a la televisión paga y, a su vez, sigue creciendo el número de hogares suscriptos a servicios de video-on-demand, lo que genera que el tiempo promedio que emplean las personas en mirar televisión en vivo haya caído considerablemente en el segundo trimestre del año, según el último estudio de Nielsen.

De acuerdo al reporte “Second-Quarter Audience Report” de Nielsen, la tendencia al cord-cutting continúa y las plataformas digitales siguen volviéndose más comunes. Nielsen llegó a esta conclusión luego de cambiar su enfoque hacia una audiencia total, sumando en su análisis a las plataformas digitales, aunque sin perder de vista a la televisión por cable.

La visualización en vivo cayó un 6%, llegando a las 3:55 horas al día, mientras que en el mismo período del año pasado esa cifra era de 4:09 horas diarias entre personas mayores de 18 años, según el estudio. El tiempo registrado en 2016 también había bajado en comparación al 2015, aunque ligeramente: en aquel entonces era de 4:11.

En contraste, el uso de aplicaciones y navegación web en smartphones sigue mostrando notorios signos de aumento: en el segundo trimestre, los usuarios le dedicaron 2:27 horas por día. En el mismo período del año anterior, la cifra era de 1:43, y en 2015, de 1:09.

Otro cambio significativo en comparación al año anterior tiene que ver con los dispositivos conectados como Apple TV, Roku, Google Chromecast, Smart TVs y consolas de videojuegos, que son los que le dan acceso a los usuarios a las plataformas de streaming. La investigación reveló que, en junio, 58.7% de los hogares con televisión tenían al menos un dispositivo conectado, más que el 52.2% registrado en 2016. En total, ahora hay 6.5 millones de hogares con una Smart TV, un dispositivo multimedia y una consola de videojuegos conectada a la vez.

Comparte esta nota: