NHK WEB

Los ingresos SVOD se duplican pero Netflix disminuye su crecimiento

Netflix cerró el segundo trimestre por debajo de sus expectativas y la previsión para el próximo período tampoco es optimista. Frente a una competencia mucho más agresiva, el gigante SVOD replantea sus estrategias y posibilidades.

Comparte esta nota:
netflix series originales

En enero de este año el gigante Netflix registró una rápida expansión al lanzarse en 130 nuevos mercados en simultáneo, elevando el total de su cobertura a 190 países. Sin embargo, tras ese gran impulso inicial, su crecimiento en suscriptores ha perdido ritmo en el segundo trimestre: el servicio registró 83,18 millones de usuarios a finales de junio, apenas 1,68 millones más que a fines de marzo.

A pesar de que el pronóstico es optimista para el mercado SVOD en general y se espera que los ingresos se dupliquen hacia 2021, Netflix ya había adelantado que no igualaría la ganancia récord de 6,74 millones de suscriptores registrada en el primer trimestre, pero estimaba que sería al menos de 2,5 millones. Y, lo que es peor, su previsión para el tercer trimestre (+2,3 millones) es también considerada decepcionante por los analistas.

Durante el segundo trimestre el negocio SVOD de Netflix generó £1.966 mil millones, $1.208 mil millones de los cuales provienen del mercado americano. Sin embargo, los $758 millones en ingresos provenientes del resto del mundo no alcanzaron para prevenir una pérdida trimestral de $69 millones en sus operaciones internacionales. Para el negocio en su conjunto las ganancias totales fueron de $2.105 mil millones, un 28% más año a año, pero aún así tuvo una caída del 5% en sus ganancias año a año a $70.370 millones, tal como especificó Rapid TV News.

La duda de los inversores es si esta caída se debe a factores temporales o más bien a fuerzas competitivas estructurales. Aunque Netflix niega que sus resultados tengan que ver con la presión de competidores como Hulu o Amazon sino más bien con las nuevas tarifas y los Juegos Olímpicos que reducen el consumo de sus programas, lo cierto es que en la actualidad Hulu está cerca de ofrecer la misma cantidad de contenidos que Netflix, mientras otros impulsan nuevos modelos como las suscripciones mensuales de Amazon a Prime video o las suscripciones de YouTube Red para acceder a contenidos exclusivos.

Frente a un mercado cada vez más competitivo, el desafío para Netflix será retener a los suscriptores que, ahora, se ven tentados por nuevas y más variadas ofertas. Según indicó el analista IHS Technology, “Netflix ha sido lento en invertir en contenidos internacionales, incluso en los países grandes, y esto ha llevado a reducir su crecimiento. Los contenidos locales son mencionados como la clave para la expansión en los mercados internacionales, y retroceder en eso podría afectar negativamente las perspectivas de la empresa fuera de Estados Unidos y el Reino Unido”.

EN LA MIRA DE APPLE

Bajo este panorama la especulación ahora es si Netflix podría convertirse en un objetivo de compra, y las miradas vuelven a apuntar a Apple como potencial comprador. Si bien hasta ahora ha privilegiado la fabricación de sus productos internos, desde hace tiempo Apple muestra interés en los contenidos de video en línea y, tal como señaló Pivotal Research Group, comprar Netflix podría representar una solución más atractiva que crear un servicio propio. Para el Grupo, otro potencial comprador sería el mismísimo Amazon, como una posibilidad para consolidarse como servicio dominante.

Aunque sus acciones han perdido un tercio de su valor desde su máximo de finales de 2015, en la actualidad Netflix tiene una valoración bursátil de cerca de 37.000 millones de dólares.

PANORAMA SVOD

Más allá de la disminución en el ritmo de suscriptores para Netflix, un informe reciente de Juniper Research aseguró que, a nivel general, los ingresos de los servicios SVOD pasarán de $14.6 mil millones este año a $34.6 mil millones en 2021. Ya más distanciados de los temores de desaparición a manos del “cord-cutting”, los principales actores de la industria parecen apuntar ahora a un trabajo complementario e inclinan sus modelos de negocio hacia el “cord-shaving”: según el analista el concepto es ofrecer “skinny-bundles” (paquetes reducidos de canales) a un precio menor a través de Internet, con servicios como YouTube y Hulu que ya están buscando ofrecer streaming de canales de cable lineales como parte de sus paquetes de suscripción en 2017.

Comparte esta nota: