NHK WEB

Las series de acción se devoran, los dramas inteligentes se saborean

Según Netflix, las narrativas de acción como “Breaking Bad”, “Orange Is the New Black” y “The Walking Dead” se consumen muy rápido, y se dedica más tiempo a tramas complejas como “House of Cards” y “Mad Men”.

Comparte esta nota:
Orange is the new black

Un nuevo índice realizado por Netflix (“Índice de Maratones“) reveló qué series “devoran” los espectadores y cuáles prefieren “saborear”. El servicio analizó los patrones de consumo de televisión a nivel mundial de más de 100 series en más de 190 países y descubrió que los miembros que se concentran en terminar una temporada ven dos horas por día hasta finalizar la entrega.

Al clasificar las series en relación a este dato, descubrieron que las narrativas llenas de acción se devoran, mientras que los dramas inteligentes se saborean. En promedio, las “maratones” de series implican terminar una temporada por semana.

Series como “Sense8“, “Orphan Black” y “The 100” resultan atrapantes, asaltan los sentidos y, según el estudio, resulta dificil dejarlas. Los elementos clásicos de terror y suspenso apuntan directo al estómago, por lo que series como “The Walking Dead“, “American Horror Story” y “The Fall” también tienden a ser devoradas, al igual que las comedias dramáticas como “Orange Is the New Black“, “Nurse Jackie” y “Grace & Frankie“. Según Netflix, este tipo de serie obliga a repetir “un episodio más”.

Por otra parte, las tramas complejas como las de “House of Cards” y “Bloodline” se disfrutan más despacio, a la vez que se dedica más tiempo a apreciar los dramas ambientados en épocas remotas como “Peaky Blinders” y “Mad Men“. Aunque sea menos evidente, ocurre lo mismo con comedias irreverentes como “BoJack Horseman” y “Unbreakable Kimmy Schmidt“, donde el humor surge de la crítica social y los personajes con defectos.

NETFLIX

Cindy Holland, Vicepresidenta de Contenidos Originales de Netflix, explicó: “Como muestra el ‘Índice de Maratones’, la forma de ver las series va de un extremo al otro, de la emotividad a la inteligencia. Netflix da la libertad de elegir cuándo y cómo hacer las maratones, y además permite controlar el ritmo: ya sea para apreciar el drama de ‘Bloodline’ o devorar ‘Orange Is the New Black’”.

Comparte esta nota: