NHK WEB

Justicia argentina dejó sin efecto la resolución oficial contra Fibertel

La Justicia ordenó suspender la resolución del Gobierno a través de la cual declaró la caducidad de la empresa Fibertel, y a su vez determinó que la proveedora de internet por banda ancha puede seguir ampliando su base de usuarios.

Comparte esta nota:

La Justicia de Argentina suspendió la resolución del Gobierno Nacional que buscaba impedir que Fibertel, marca hermana de Cablevision, siga brindando servicio de conexión a internet. Los jueces de la Cámara Civil y Comercial Graciela Medina y Ricardo Gustavo Recondo hicieron lugar a un amparo presentado por la Asociación para la Defensa de la Competencia (ADC) y determinaron que “el Estado Nacional se abstenga de ejecutar la resolución 100/10”. También señaló que el Estado debe “garantizar la posibilidad de que nuevos usuarios contraten los servicios de acceso a Internet que ofrece Cablevisión (a través de Fibertel)”.ADC se presentó ante la justicia para defender el derecho de los consumidores a elegir su prestador de servicio de conexión a Internet. Fibertel es el principal competidor de Telefónica (con la marca Speedy) y Telecom (Arnet), empresas que comparten accionista. En diciembre, se conoció una primera medida cautelar, que protegía a los clientes actuales de Fibertel para que puedan seguir optando por la empresa. Tanto el Estado como la asociación ADC presentaron apelaciones: el Estado para que la cautelar quedara sin vigencia y ADC para que el amparo se extendiera también a los potenciales nuevos clientes, algo que finalmente convalidó la justicia.Lo que buscaba la asociación de defensa de la competencia es que los nuevos clientes sepan que pueden elegir a Fibertel y que estarán protegidos si contratan los servicios de esa compañía. En caso que el Gobierno quiera persistir en complicar a Fibertel, hay garantías legales de que seguirán teniendo su acceso a internet, sus cuentas de correo electrónico y todos los servicios que hayan contratado. Caso contrario, se dejaría todo el mercado en manos de Telefónica y Telecom, que comparten a Telefónica como accionista. Si bien el Gobierno las obligó a que tomen clientes de Fibertel sin subirles el precio, no hay garantías de que eso suceda a futuro.ADC buscó preservar el derecho constitucional a que los usuarios del servicio de conexión a Internet puedan elegir. Si el Gobierno cierra Fibertel, serán cautivos de Telefónica y Telecom. Esto también podría afectar hasta el derecho a la libertad de expresión, ya que mucha gente se informa y expresa a través de Internet. El plan del Gobierno para migrar clientes de Fibertel a otras empresas fue rechazado por los jueces. “Las medidas adoptadas no impiden los efectos sobre la competencia resultante de una modificación estructural del mercado”. De esta forma, la justicia reconoce que los clientes de Fibertel se quedarán sin opciones: sólo podrán ir a Telefónica (en el sur) y a Telecom (en el norte). El resto de los proveedores son chicos, por lo que no están en condiciones de brindar competencia en la zona de la ciudad de Buenos Aires, el Gran Buenos Aires, Rosario, Santa Fe y Córdoba, sólo por mencionar las principales ciudades.“No puede admitirse el argumento del Estado en el sentido de que la resolución goza de legitimidad y fuerza ejecutoria, dado que no fue dictada de acuerdo con el decreto 764/00”, estableció la Justicia. La autoridad de aplicación –en este caso, Comunicaciones–no midió el impacto que tendría la idea de cerrar Fibertel: las telefónicas, aunque quisieran, tampoco pueden darle servicios al más de 1,2 millón de abonados -se estima que más de 4 millones de usuarios- que se quedarían sin acceso a Internet. El amparo no emite juicio alguno la cuestión de fondo, que sigue estudiándose en Tribunales. Pero establece que, hasta que haya, una sentencia definitiva, Fibertel puede seguir compitiendo y sumar más clientes.

Comparte esta nota:
CONVERGENCIA WEB REVISTA 11
Etiquetas
EURODATA WEB