NHK WEB

Se debate en Jornadas el lugar de las telco en el mercado de TV paga

La restricción de ingreso de Telefónica permitió una convergencia beneficiosa, según Miguel Langle Barraza, director de Ono España, en el primer día del evento que se realiza en Buenos Aires.

Comparte esta nota:

“La restricción de ingreso a Telefónica a televisión permitió una convergencia beneficiosa para toda la sociedad”, afirmó Miguel Langle Barraza, director de Ono España, en el primer día de las Jornadas Internacionales de Televisión por Cable que se realizan en el Hotel Hilton de la ciudad de Buenos Aires. A lo largo de la conferencia “La convergencia y los desafíos para un desarrollo equilibrado”, los panelistas Miguel Langle Barraza, Angel García Castillejo (Ex Regulador de España, actual consultor) y José Antonio García Herrera (Vicepresidente del Conejo Directivo de la CANITEC, México), recorrieron las experiencias de sus países y analizaron el contexto actual.

Los tres expositores concordaron en que la convergencia es un proceso inevitable, con consecuencias positivas para las sociedades y los individuos, siempre y cuando exista una regulación que proteja las asimetrías y posibilite un crecimiento de los actores más pequeños a una escala de competencia con los dominantes. En este punto, ambos expositores españoles destacaron que “la actual regulación de España ha permitido un cuádruple play real, dónde los operadores de cable pueden dar movilidad, aparte de telefonía fija, video e internet.

Todo esto fue un largo proceso, con idas y vueltas, con desaciertos, en el que finalmente la visión adecuada del regulador buscó las posibilidades de crecimiento de los actores del cable a escala para competir con Telefónica, la dominante. Estas posibilidades se dieron por la inexistencia de límite de licencias y por la posibilidad de competir todos con todos, luego de un período de protección en el cuál Telefónica no podía dar televisión. Este período permitió disparar las inversiones de los cableros, con un panorama claro, hasta una madurez donde el ingreso de todos en todos fue balanceado. Además, el cuádruple play es una realidad concreta, dado que los cableoperadores podemos darla. Esto resulta en más y mejores servicios para los ciudadanos, inversiones, expansión de y infraestructura y generación de fuentes de trabajo. Es absurdo limitar a las redes alternativas la prestación de servicios o generar convergencias donde los dinosaurios se reproduzcan. La actual regulación, con un regulador independiente, fue génesis y garantía de previsibilidad para la inversión”.

Con respecto al límite de las 24 licencias impuestas al cable en la Ley Argentina, los reguladores expresaron que la evolución de todos los mercados mostró que estos límites solo evitan un mayor desarrollo y competencia, y que favorecen a las empresas dominantes de telecomunicaciones, dado que impiden la construcción de redes alternativas independientes, que bajen costos, mejoren servicios y permitan el avance del sector.

Para finalizar, Miguel Langle Barrasa, destacó que es preciso “ver los ott y las grandes empresas de internet que no tienen redes propias, como Google, que están pensando en servicios sin red propia. Mientras nosotros invertimos, por la izquierda avanza una Ferrari en la que nadie ha pensado o contemplado. Es la próxima etapa a regular: como deben actuar, estas empresas y cuáles deben ser sus regulaciones”.

Comparte esta nota: