ECCHO RIGHTS WEB

Fredrik af Malmborg: “Creo en las buenas historias, sin importar de donde vengan”

El Managing Director de Eccho Rights y Barbora Susterova, Sales & Acquisition Director de la compañía para América Latina e Iberia, explican las estrategias y los objetivos actuales de la distribuidora.

Comparte esta nota:
Eccho Rights 2
Fredrik af Malmborg, Managing Director, y Barbora Susterova, Sales & Acquisition Director para América Latina e Iberia (Eccho Rights).

Eccho Rights apuesta fuerte por los dramas turcos en su estrategia de distribución pero a la vez se abre a otros géneros y territorios, ya que entienden que los compradores se están volviendo cada vez más selectivos y que lo que predomina hoy en día es el contenido de calidad, sin importar de donde provenga. Fredrik af Malmborg, Managing Director de Eccho Rights y Barbora Susterova, Sales & Acquisition Director de la compañía para América Latina e Iberia, le explican a Señal Internacional las estrategias y los objetivos de la distribuidora.

¿Cómo analizan el mercado de América Latina?

– Fredrik af Malmborg: “Tuvimos un último año y medio excelente. Doblamos más de 1000 horas de dramas turcos al español y todo lo que hicimos parece estar funcionando muy bien, lo que es genial. Tuvimos ventas en todo el mundo, un par de series a las que también les está yendo bien y algunas nuevas series diarias, más baratas, que son un tipo diferente de drama turco y también funciona extremadamente bien alrededor del mundo. Estamos hasta un poco sorprendidos de lo bien qué está funcionando ese contenido: ya lo llevamos a Europa del Este, Países bálticos, Asia, Oriente Medio y también América Latina”.

– Barbora Susterova: “También estamos lanzándolo en Latina de Perú. Básicamente, el feedback con respecto a estas series es que, aún siendo dramas turcos, no tienen tan marcado ese sentimiento turco sino que es muy latino, familiar y agradable para todo tipo de audiencias, y eso es lo que la mayoría de los broadcasters están buscando para sus slots de la tarde. Creemos que después de la venta que hicimos en Perú, estas series serán tomadas en cuenta por muchos otros países”.

– Fredrik af Malmborg: “Para los próximos meses tenemos un line-up de series muy fuerte, incluidas cuatro nuevas. Creo que MIPCOM será muy importante para nosotros. Con respecto a los dramas turcos, hemos visto la misma forma de desarrollo en todos los países del mundo: llega la primera serie y funciona extremadamente bien, entonces a partir de ahí hay expectativas de que funcionen todas así. Después todo se vuelve un poco más sobrio, se compran muchas y algunas funcionan, otras no, pero se vuelve más a la normalidad. Creo que también los compradores se están educando a ellos mismos en términos de entender qué funciona y qué no. Saben que Turquía produce mucho, pero no todo funciona. Ese es el proceso de aprendizaje”.

¿Creen que los clientes ahora se volvieron más selectivos en cuanto a los dramas turcos?

– Fredrik af Malmborg: “Sí, buscan a los que tengan las mejores estrellas, porque los costos son muy importantes. Hay más o menos diez actores de primera línea, y si logras tener a uno o dos de ellos en tu show es siempre para mejor. Obviamente cuesta más, pero uno sabe que va a ser mejor”.

¿Van a basar su estrategia de distribución en América Latina en los dramas turcos o van a probar con otro género?

– Fredrik af Malmborg: “Estamos enfocándonos en dramas de nuevos países. Claro que no somos turcos, sino suecos, pero somos una compañía multicultural. En este momento estamos trabajando mucho con dramas coreanos. También estamos mirando varias series indias, porque, de hecho, compiten fuertemente con los dramas turcos en muchos países asiáticos y les está yendo muy bien. Eso es lo que estamos tratando de llevar América Latina y estamos contentos. Creemos en las buenas historias, sin importar de donde vengan”.

– Barbora Susterova: “Hoy en día los compradores están abiertos a invertir en diferentes territorios. Simplemente quieren el  contenido bueno, sin darle importancia al lugar de donde provengan. Esa es la lección que aprendieron del contenido turco”.

En América Latina hay una situación económica muy diferente ¿Comprar productos terminados ayuda a los compradores a mejorar sus números?

– Fredrik af Malmborg: “Sí, por supuesto. Esa es una de las razones por las que los dramas turcos funcionan tan bien: son mucho más baratos que producir por cuenta propia y muchas veces logran mejores resultados. Pero, por el otro lado, si uno encuentra algo que funciona muy bien, sin importar de donde venga, también puede ser muy vendido. Muchas telenovelas latinas se producen con presupuestos muy ajustados y poca ambición, lo que es realmente un problema. Muchas de ellas son muy buenas, pero algunos miran la telenovela como algo fácil, rápido y muy barato de producir. Ese tipo de categorización hace que sea difícil en todo el mundo, porque o tiene que ser muy bueno o muy lucrativo. También estamos vendiendo muchos productos terminados a Netflix en este momento, algo que creo que es el futuro. Lo que más queremos hacer a la hora de desarrollar nuestro negocio en América Latina es trabajar con productores con ambición. Obviamente que las telenovelas latinoamericanas se venden bien, pero creo que se podrían vender mucho mejor si se eleva un poco la vara”.

¿Ven a los compradores buscando formatos más cortos o más largos?

– Barbora Susterova: “En América Latina siguen pidiendo novelas largas. No tienen el presupuesto para promover formatos que no sean largos. Al menos eso es lo que ellos dicen, que no quieren nada corto. Si vas a otros programadores, como Netflix o plataformas similares, ellos no pueden programar si no es corto. Pero en América Latina no se ve eso. Quizás sí para sus formatos locales, ya sean series o adaptaciones, pero no a la hora de comprar cosas hechas”.

Por Diego Alfagemez

Comparte esta nota: